Testimonio Vivo: “ayudo a los más pequeños a descubrir su fe, pero ellos me ayudan un montón a crecer”

Jose sentado sobre el coche

José Evelio Picón González es un joven catequista en nuestra parroquia de San Martín de Porres. Es una persona reflexiva, alegre y gran deportista (juega al fútbol). Ocupado muchas horas por sus estudios, saca tiempo para transmitir la fe, vivir la fe y participar en la parroquia. Nos deja su testimonio para que le conozcamos un poco mejor.

Preséntate, ¿quién eres? ¿A quién das catequesis? ¿Cuánto tiempo llevas?

Me llamo Jose y tengo 22 años. Actualmente estoy estudiando y doy catequesis a los niños de cuarto de primaria: los que el curso anterior hicieron la Primera Comunión. Empecé esta aventura el pasado mes de octubre.

¿Cómo surgió la idea de dar catequesis en la parroquia de San Martín de Porres?

Llevaba yendo un buen tiempo a misa a la parroquia y un día me acerqué a hablar con Don Diego, preguntando (por simple información) si existía algún grupo de jóvenes en la comunidad cristiana. Me dijo que sí y, metiéndonos en conversación, me comentó si me gustaría dar catequesis. Lo pensé durante unos días y al final decidí animarme a ello.

¿Cómo vives la vocación en la iglesia?

Desde pequeño me ha llamado la atención todo lo relacionado con lo espiritual y Dios. Me solía cuestionar con preguntas como “¿qué hacemos aquí?”, “¿qué hay tras la muerte?”… la tenía miedo, porque si al morir no hay nada… En mi etapa de confirmación le hacía muchas preguntas al sacerdote y él me las explicaba. Fue entonces cuando empecé a dar sentido a mi vida y a mi fe. Cuando cumplí los 18 años empecé a rezar el rosario cada día con mi madre y mi fe crecía. Ahora ayudo a los más pequeños a descubrir su fe, pero ellos me ayudan un montón a crecer espiritualmente.

¿Cómo son los niños y jóvenes de hoy?

Pues cada vez hay más gente que no cree en Dios y tampoco en la Iglesia. Aunque crezca la increencia, tenemos que dar nuestra visión de Dios y con el ejemplo dar testimonio de porqué somos hijos suyos. El respeto es muy importante.

Lo que más te gusta de esta tarea…

Lo que más me gusta de esta tarea es ayudar a los más pequeños a ir creciendo y enseñarles que pueden hablar con Jesús en cualquier momento y circunstancia, sin miedo, ya que es un amigo y siempre escucha. Que hablen con Él como con un amigo y les cuenten sus problemas, sus alegrías, sus miedos…

Gracias Jose. A menudo nos olvidamos que Jesús es amigo y que nunca nos falla, y que lo más importante es sembrar la semilla en el corazón de los hombres. Es Él el que hace crecer. Suya es la semilla y suyos los frutos. ¡A seguir! 

Anuncios

Nuestra participación en el Encuentro Arciprestal 2018

Participación del Coro Parroquial en el Encuentro Arciprestal del Vena: “Iglesia misionera servidora de los pobres”.

Así se dio entrada a nuestra participación en el Encuentro Arciprestal del Vena:

“Desde la parroquia de nuestro arcipreste San Martín de Porres nos acompaña su coro con este símbolo del amor como es la ropa, tan necesaria. 
La ropa de Cristo es una referencia en el calvario, la túnica era tejida de una sola pieza, y la que debió tejer la túnica de una sola pieza era la misma que fue la única persona que comprendió el amor desde el principio y hasta el fin, María.
María que en las bodas de Caná nos da muestra de que ella es nuestra intercesora y camino hacia el amor de Dios, al fin y al cabo es nuestra Madre.
Por eso le pedimos que ruegue por nosotros con este bellísimo “Ave María” (G. Caccini) en forma de canción que nos acerca este coro.”

Para concluir todos juntos cantamos “Si me falta el amor” de F. Palazón. Gracias por participar.

“Iglesia misionera, servidora de los pobres”

Bajo el lema «Iglesia misionera servidora de los pobres», las parroquias del arciprestazgo de Burgos Vena se dieron cita en la tarde del pasado sábado 14 de abril para mantener su tradicional reunión anual. En esta ocasión, se han desplazado hasta la sede central de Cáritas Burgos, en la calle San Francisco de la capital, para conocer de manos de su delegado diocesano, Fernando García Cadiñanos, y de sus técnicos de empleo y comunicación y sensibilización algunos de los programas que allí se llevan a cabo.

Y es que, en palabras de su arcipreste, Diego Mingo Cuende, no se pueden desvincular evangelización y atención a los más necesitados: «Este encuentro pretende hacer tomar conciencia a los fieles de nuestras parroquias de la importancia del servicio en nuestras comunidades parroquiales. La caridad es una prioridad en la Iglesia», indica.

«Ciertamente, son muchas las cosas y actividades que se realizan en cada parroquia, pero hacerlo de un modo conjunto conociendo más a fondo los programas en los que Cáritas está trabajando nos ayudará a comprometernos más en esta labor. De ahí que el encuentro de este año haya querido descubrir la labor asistencial que realiza la diócesis a través de Cáritas».

Tras el conocimiento de los programas de empleo y sensiblización, los participantes se han desplazado hasta la vecina parroquia de San Gil Abad, donde la jornada ha concluido con un recital y oración compartido. Allí, los coros de las parroquias de este arciprestazgo han interpretado diversas canciones sobre la caridad.

Solo Cristo puede calmar la sed del corazón

Comenzamos el tercer trimestre con ansias renovadas. En la tarde del pasado viernes compartíamos un Cenáculo muy especial. A través de la realidad de un POZO descubríamos las diferentes realidades en las que muchas veces las personas se hunden y no encuentran salida: la enfermedad, el sufrimiento…
Con Jesús aprendimos que no se salva aquello que no se comparte desde dentro. Por eso ponerse en lugar del otro significa también sentir lo que el otro siente.
Que nunca perdamos las ganas de saciar LA SED de los demás.

CENÁCULO 2018.

El perdón siempre trae la fiesta

Alegría desbordante para recibir de Dios su perdón. Dice el Papa Francisco: “Dios no se cansa de perdonarnos, pero muchas veces nos cansamos de pedirle perdón”. El perdón de Dios hace nuevas todas las cosas y nos hace sentirle dentro con una gran intensidad.

Durante estos días de Pascua nuestros niños y jóvenes se preparan a través de este sacramento para sentir la sorpresa del Amor de Dios en sus vidas. Muchos de ellos recibirán próximamente la Primera Comunión. Damos gracias a Dios, por seguir tocando el corazón de sus hijos.

 

En Semana Santa, nuestras manos sirven a los demás

Durante la semana de la Octava de Pascua, la Iglesia nos invita a darnos cuenta de que la Resurrección constituye la fiesta por excelencia del cristiano; porque si creemos en que Dios resucitó a Jesús de la muerte por el Espíritu nos salvaremos y podremos vivir nuestra vida cotidiana de otra manera, aunque hagamos las mismas cosas de siempre.

La Semana Santa en nuestra Parroquia adquiere siempre un cariz especial -un rostro concreto- gracias a que contamos con un grupo de fieles asociados en una Cofradía, en nuestro caso, la Cofradía “El Prendimiento”. Una Cofradía es, según el Código de Derecho Canónico, una asociación pública de fieles católicos que reúnen a los creyentes en torno a una advocación de Cristo, de la Virgen o de un santo y promueven el culto público a los misterios de la fe, especialmente los referidos a la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, auspiciadas con fines piadosos, religiosos o asistenciales; por tanto, un modo de vivir la pertenencia a la Iglesia en la propia Parroquia.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua están muy presentes… pero también durante el año se hacen diversos actos de confraternización, reflexión y oración.

Damos gracias a Dios por ellos y pidamos nuevos cofrades para testimoniar entre todos que creemos en la Muerte y en la Resurrección de Cristo, y que esperamos firmemente en Él, hasta que vuelva.

Domingo de Ramos:

.

Lunes, Martes y Miércoles Santo:

.

Jueves Santo:

Viernes Santo:

Sábado Santo y Domingo de Pascua:

Domingo de Resurrección

Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los cristianos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida. ¡Feliz Pascua de Resurrección, hermanos!

Tendremos las misas en horario de domingos y festivos. La MISA SOLEMNE será a las 12:30h., donde intervendrá el Coro Parroquial.

“Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo”

Sábado Santo

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los cristianos.

Tendremos confesiones de 11:00h. a 12:30h. A esa hora el Rosario a la Virgen de la Soledad. Por la noche, a las 21:30, LA GRAN VIGILIA PASCUAL, “madre de todas las vigilias”.

“Mi alma espera en el Señor… espera en su Palabra”

Viernes Santo

Este día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Via Crucis solemne a las 12:30h y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz, los Santos Oficios a las 17:00h.

Finalmente nos uniremos a la Procesión del Santo Entierro, con nuestra Cofradía “El Prendimiento”; a las 19:00h. partiremos de la Parroquia hacia la Catedral.

“Mirad el árbol de la Cruz donde estuvo clavada la Salvación del mundo”

Jueves Santo

Este día recordamos la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dándonos un ejemplo de servicio y amor. En la Última Cena, Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, le prendieron.

Por la mañana tendremos Confesiones de 10:30h. a 14:00h., con la celebración penitencial a las 12:30h. Por la tarde la Santa Misa a las 17:30, y la MISA SOLEMNE DE LA CENA DEL SEÑOR a las 18:30h, en la que intervendrá el Coro Parroquial. Finalmente, por la noche la Hora Santa a las 21:30h.

“Tomad y comed, esto es mi Cuerpo; tomad y bebed, ésta es mi Sangre”