Excursión a Revenga

Este año hemos tenido una suerte loca. Es verdad. El pasado 18 de octubre un grupo grande de chicos y chicas de la Parroquia estuvimos en Revenga, cerquita de Quintanar de la Sierra, para inaugurar desde la convivencia y el buen ambiente este Curso de Catequesis 2014-2015. Fuimos un total de 40 personas.

Todo comenzó cuando nos juntábamos para salir con el autobús a las 10 de la mañana… un poco pronto para ser sábado pero mereció la pena. Un poco más de una hora tardamos en llegar y allí lucía un sol de verano. Fuimos a participar de la actividad “De Pino a Pino” donde pudimos vencer el miedo y el vértigo con un montón de tirolinas, puentes tibetanos, cuerdas en el aire… Había un montón de circuitos para elegir y lo más bonito fue como nos íbamos animando entre todos para llegar hasta el final de las pruebas: los “aventureros”, los “exploradores”, el “canopy”, el “desafío”.

Después de ello, con hambre y sed por el esfuerzo disfrutamos de la comida que habíamos llevado desde casa. Comimos en el campo, al lado del río, entre la sombra de los árboles. Os podemos contar anécdotas muy curiosas como cuando un aventurero perro quiso usurparle la camiseta a uno de los chicos ¡Qué susto!

Después de la comida juegos de equipo; juegos de ingenio y de rapidez mental; juegos de competición y de rivalidad. Finalmente estuvimos ante la Virgen de Revenga, muy querida en la Sierra. Allí se juntan de los tres pueblos (Canicosa, Regumiel y Quintanar) para rezarla y venerarla. Esa fue nuestra oración ante María que une y crea comunión entre los discípulos de Jesús. Para acabar visitamos la necrópolis, un antiguo enterramiento donde nos dimos cuenta entre otras cosas que los hombres de aquella época eran más bajitos que nosotros. Volvimos en el autobús hacia Burgos cantando, contando chistes y aventuras.

A fin de cuentas: un día más para convivir como cristianos, compartiendo la alegría de la fe y sintiendo el calor de otros que, como nosotros, apuestan por Jesús.

Anuncios