Encuentro con las familias y Misa Estacional

El tercer día de la Visita Pastoral de Don Francisco coincide con el primer Domingo del Tiempo de Adviento. En este día el Sr. Arzobispo mantuvo un encuentro con los catequistas, padres, jóvenes y niños de la Parroquia, principalmente aquellos que participan en la catequesis.

El encuentro comenzaba a las 11 de la mañana con un canto de acogida a nuestro obispo: “Conmigo puedes contar”. A continuación, Don Francisco escuchó con sumo gusto el testimonio de dos catequistas, que hablaron de ese ministerio como una vocación y un servicio; el testimonio de un niño de Primera Comunión y dos de Confirmación. Después hablaron un padre y una madre, que viven especialmente su fe en la Parroquia y se preocupan por aprovecharse para bien de sus hijos de lo que ella les brinda: la Escuela de Formación, el G.P.I. “Junior”, los monaguillos… y finalmente, dos jóvenes animadores del “Junior” que tras haber hecho la Confirmación viven más de cerca su implicación y corresponsabilidad en la Iglesia.

Don Francisco habló a los catequistas agradeciendo su labor, a los padres para que se amen entre ellos y así ese amor mutuo enriquezca a los más pequeños, a los niños para imitar y seguir los consejos de los papás y animó a todos a seguir las pautas del Evangelio de Cristo con la ayuda de los sacerdotes, Don Jesús y Don Diego. El acto terminó con una canción con gestos: “Yo necesito de ti…” y “Todos necesitamos de Él”.

A las 12:30 comenzó la Misa Estacional. Es la misa que preside el Obispo en la Visita Pastoral, y allí donde la preside se convierte por un día en la Catedral del Obispo. Después de recibirle a la entrada del templo, como el que llega en el “nombre del Señor” besó la cruz y roció a los fieles congregados con agua bendita. A continuación preside la misa que comienza con el toque de las campanas y los cantos del Coro Parroquial, en un templo repleto de fieles cristianos que acogen a Don Francisco como su Maestro y su Pastor.

El mensaje del Sr. Arzobispo fue bien concreto: vivir el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, en la Eucaristía (principalmente los domingos) y, con alegría, llevárselo a los que aún no lo conocen; ciertamente desde las limitaciones pero con la garantía de que no vamos solos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Don Francisco, ¡¡gracias por esta Visita Pastoral!! Le pedimos a Dios que le siga bendiciendo en su ministerio apostólico y derrame abundantes gracias en nuestra Parroquia.

Anuncios