Don Fidel ya es Arzobispo de Burgos

0050La celebración de la Toma de Posesión ha tenido lugar esta misma mañana en catedral de Burgos. Una eucaristía que tiene un ritual propio, tal como detalla el ceremonial de los obispos. Al acto ha acudido un nutrido grupo de sacerdotes y pueblo fiel, así como el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, y el administrador apostólico, Francisco Gil Hellín. También han asistido al acto un representativo número de obispos españoles.

Recibimiento del arzobispo

Don Fidel ha llegado a la plaza de Santa María a las 12:00 h., acompañado del nuncio. Fue recibido por el administrador apostólico y varias autoridades de la ciudad. El arzobispo electo ha entrado en la catedral y ha sido presentado por el nuncio al colegio de consultores –el único órgano de gobierno de la diócesis que no cesa con la llegada del nuevo arzobispo– y al cabildo. El presidente del cabildo, Juan Álvarez Quevedo, le ofreció a besar una reliquia del Lignum Crucis y agua bendita, con la que ha asperjado al pueblo allí congregado.

Adoración al Santísimo y preparación de la eucaristía

A continuación, el arzobispo electo y sus acompañantes visitaron la capilla del Santo Cristo de Burgos, donde han permanecido en adoración unos minutos en preparación para la eucaristía.

Comienzo de la celebración

La procesión ha salido por el claustro alto de la catedral y se ha encaminado hacia la nave central. Han procesionado los miembros del cabildo, el colegio de consultores, los obispos concelebrantes, el administrador apostólico, el arzobispo electo en el centro, presidiendo el Sr. nuncio con báculo. Una vez llegados al presbiterio y haber venerado el altar, el nuncio, que presidía al comienzo la celebración, saludó a la asamblea congregada.

Toma de posesión

El nuncio mandó que se dé lectura de las «letras apostólicas» del nombramiento del nuevo arzobispo. Entonces, el secretario canciller mostró al colegio de consultores el documento, que leyó en voz alta a todos los presentes. Finalizada la lectura, el pueblo ha aclamado a una con el canto «Gloria, honor a ti».

Acto seguido, el nuncio ha invitado al arzobispo electo a sentarse en la cátedra. Don Fidel se sentó con mitra y el nuncio le ha hecho entrega del báculo, tomando así posesión de la archidiócesis de Burgos. Después, el presidente del cabildo, un miembro del colegio de consultores en representación de los presbíteros, la presidenta de CONFER en representación en representación de los religiosos y religiosas y una familia representando al pueblo se acercaron a la cátedra y le manifestaron obediencia y afecto. Al finalizar la eucaristía, los sacerdotes y fieles asistentes, han podido acercarse a saludar al nuevo arzobispo.

¡¡Bienvenido Don Fidel!!

Anuncios