Administración del Sacramento de la Unción de los Enfermos

Después de visitar a Sara y Ascen, el Sr. Arzobispo quiso acercarse hasta la Residencia Caja de Burgos, donde los sacerdotes de nuestra Parroquia son capellanes. Un momento intenso por el espíritu y la emoción en los mayores.

Fue una bonita celebración donde recibieron el Sacramento de la Unción unas 120 personas, prácticamente el total de los residentes. No obstante Don Fidel dedicó tiempo a cada uno. Especialmente entrañable, cuando el Sr. Arzobispo pasó a saludar a cada uno. Instó a los cuidadores, a los directores de la residencia y a sus familiares a seguir haciendo esta obra buena, a ayudar a los mayores a vivir bien el camino hasta el cielo, y a los mayores a gozar de la experiencia vivida.

Después de la aspersión con el agua bendita, la imposición de manos, la acción de gracias por el óleo comenzó la unción personal. Don Fidel pronunciaba la fórmula indicada: “Por esta Santa Unción, y por su bondadosa misericordia, te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo”. “Para que libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad”, a lo que cada residente respondía “Amén”. La mirada, finalmente, se dirigió a María: madre de los que viven y caminan en la tierra.

Tras la celebración, Don Fidel pudo almorzar y dialogar con el director del centro de la situación concreta de la Residencia, y su influencia e impacto en la sociedad burgalesa.

Anuncios