Reunión con los Consejos de la Parroquia

Un punto importante de la Visita Pastoral de Don Fidel a la Parroquia fueron las reuniones que tuvo con el Consejo de Economía y el Consejo Pastoral Parroquial.

El Consejo Económico parroquial es un organismo de carácter asesor y participativo a través del cual los fieles expresan y realizan la corresponsabilidad de la Comunidad parroquial en la gestión económico-administrativa. Está siempre presidido por el párroco y lo han de formar  un mínimo de tres personas y un máximo de cinco, que deberán ser fieles de la comunidad parroquial, entendidos, a ser posible en materia económica o en derecho, de reconocida prudencia y probada integridad (cf. CIC, 492, 1).

Las funciones del Consejo de Economía consisten en: realizar el inventario exacto y detallado de los bienes parroquiales cuidando de asegurar la titularidad y registro de aquellos que lo requieran; vigilar y tutelar dichos bienes, asegurando su buena conservación; llevar los libros de cuentas o sistemas contables establecidos; publicar las cuentas parroquiales para conocimientos de la comunidad parroquial, al menos una vez al año; informar sobre la oportunidad de enajenar, comprar, alquilar,
y gravar bienes pertenecientes a la parroquia o sobre cualquier acto; invitar a las reuniones a distintos expertos que informen e ilustren al consejo en la toma de decisiones (cf. CIC, 1280 y 1288).

En nuestra Parroquia lo conforman cuatro laicos junto con los sacerdotes: Don José Luis Arroyo, Don Rafael Quintanilla, Don José Félix Rodríguez y Don Felipe González.

El Consejo Pastoral Parroquial es un organismo «que preside el párroco y en el cual los fieles, junto con aquéllos que participan por su oficio en la cura pastoral de la parroquia» prestan su colaboración para el fomento de la actividad pastoral (cf. CIC, 536, 1). Es la principal forma de colaboración y diálogo, de participación, discernimiento pastoral y corresponsabilidad de los fieles con sus sacerdotes en toda la vida parroquial. Por eso, el párroco tiene el deber de escucharle para elaborar e implementar la programación pastoral de la Parroquia.

En el Consejo de Pastoral de nuestra Parroquia están representados todos los sectores y todas las asociaciones y movimientos de la comunidad. A los que agradecemos su entrega.

Después de conocer y de interesarse por cada uno, Don Fidel señaló que nunca se han de perder de vista los tres elementos centrales de una Parroquia: la dinámica de la catequesis, a través de la cual llega a otros el anuncio de Jesucristo muerto y resucitado; la acción celebrativa y vivencial donde se actualiza premanentemente la vida de Dios entre los hombres, y la dimensión caritativa, a través de la cual somos instrumento de Dios en el mundo. Invitó a dejar rastro en la vida de los hombres y mujeres de hoy; a hacer de la fe vida. Animó también a que en comunión cada uno interprete bellamente la misma pieza que Dios ha compuesto (una bonita metáfora), su Iglesia: para ello es preciso tener bien afinado el instrumento, saber interpretar la partitura que tenemos entre manos, e imprescindible tocar la misma pieza.

Gracias Don Fidel, por esas palabras de aliento y ánimo. Nosotros seguiremos en la brecha, trabajando por la Iglesia que es nuestra madre.

Anuncios