Un alto en el camino de regreso a Oriente

Después de la noche mágica de Reyes, SS. Majestades los Reyes Magos de Oriente se acercaron hasta nuestra Parroquia para asistir a la Eucaristía, adorar al Niño Jesús y dar las últimas recomendaciones a los padres y niños asistentes. Se notaba una especial ilusión en el ambiente, porque en muchos hogares ya habían colmado sus sueños.

A las 12:30h. fueron convocados. El Sr. Párroco les recibió a la puerta del templo y entraron saludando a los presentes, mientras el coro cantaba solemnemente en día de fiesta. En la homilía se destacaron cuatro facetas de los Magos: 1) dejarse sorprender por la luz de una estrella, 2) vienen de lejos representando a los pueblos gentiles (universalidad de la fe), 3) le adoraron de rodillas, 4) después de adorar al Niño, se volvieron a su país por otro camino (renovados y convertidos).

Tras la homilía los Reyes Magos adoraron al Niño Jesús y le ofrecieron sus regalos:oro, incienso y mirra. Los presentes hicieron lo propio tras los Magos.

Al finalizar la Eucaristía el Rey Gaspar, en representación de los tres, se dirigió a los asistentes a querer a los más pequeños, a educarles en esos valores humanos y cristianos que realzan al hombre, y a dedicar siempre tiempo y esfuerzo a los niños. Ya en la calle repartieron caramelos, y muchos quisieron retratarse con los magos para inmortalizar este acontecimiento.

Nos han prometido que el próximo año volverán de nuevo; pero hasta entonces, rezarán por nosotros.

Anuncios