El nuevo año no nos ha sentado nada mal…

Se suele decir que “Año nuevo, Vida nueva”. Para nosotros, en la Parroquia, la vida continúa, porque Jesús es la Vida. Este mes de enero, lo hemos empezado al cien por cien en las dos realidades que ya conocéis.

En el G.P.I. “Junior” nos hemos adentrado en el año jubilar de Fátima, con motivo del centenario de las apariciones a los pastorcillos Lucía, Jacinta y Francisco. Nos hemos acercado a su historia de dificultades y contratiempos, y nos hemos puesto en su pellejo. Con ellos, hemos aprendido a expresar la fe, no sólo con palabras, también con la vida. Y nos hemos acercado a saludar a la Madre; hemos acudido a ella, para que nos ayude.

20170114_184647

Y nuestra familia del Cenáculo aumenta. Precisamente, son los propios chicos los que contagian a otros la alegría de ser amigos de Jesús. Una tarde -la de ayer en la Parroquia- llena de juegos y vitalidad. Cenamos juntos y rezamos en la iglesia, en la oscuridad de la noche.
Nos dejamos guiar por el espejo. ¿Cómo me veo yo? ¿Cómo me ven los demás? ¿Cómo me ve Dios?

20170120_213030

Anuncios