Pistoletazo de salida…

Durante estos primeros días del mes de octubre comenzamos en la Parroquia la Catequesis Parroquial, en la que niños, jóvenes y familias reciben las pautas para construir una vida cristiana comprometida y comprometedora. La catequesis es, en una Parroquia, el momento explícito en que se anuncia directamente a Jesucristo, a Aquél que por nosotros dio su vida y resucitó.

La Catequesis no es sólo para aprender o saber cosas de religión: ES UNA EXPERIENCIA, donde se vive y se celebra; por eso cuidamos los pequeños detalles y las celebraciones que tenemos en cada trimestre, así como los momentos de oración y reflexión. Parte fundamental de la Catequesis la constituye LA FAMILIA, porque es la primera escuela donde se vive y se recibe la fe.

La Catequesis no es sólo para hacer la Primera Comunión o la Confirmación, sino que abarca mucho más: ES PREPARARSE PARA “SER CRISTIANO”, porque tenemos que estar siempre bien dispuestos a dar razón de nuestra esperanza ante aquél que nos la pida.

La Catequesis es UN PROCESO CONTINUO desde el Despertar hasta que recibe la Confirmación; por eso cada etapa está bien diferenciada, y la etapa anterior va reparando el camino para lo que vendrá después.

Agradecemos la presencia de los catequistas, colaboradores de esta gran misión junto con los sacerdotes y toda la comunidad cristiana. Ojalá que seamos las manos de Jesús durante este curso, para que Él continúe llevando adelante su misión.

¡Bienvenidos!

Anuncios