Fiesta familiar en la entrega del Padrenuestro

El pasado lunes 29 de enero, los niños y niñas del Despertar Religioso, vivieron un día muy importante en el camino hacia su Primera Comunión. En una celebración muy bonita y entrañable, recibieron la oración más importante para los cristianos y la que nos enseñó Jesús: “El Padrenuestro”.

¡Cuántos nervios y cuánta emoción! Porque para rezar no es preciso usar muchas palabras. Basta lo esencial, lo que no se nos puede olvidar y que los niños supieron captar desde el principio hasta el final.

¿Quién no recuerda cuando le enseñaron el Padrenuestro? Es un acontecimiento en la vida de todo creyente, hacer nuestras la palabras enseñadas por el mismo Jesús, que generación tras generación vamos recibiendo. Poder dirigirnos  a Dios como Padre, es uno de los regalos más grandes, es una oración que se nos repite en lo cotidiano.

Estos niños, tienen el privilegio de poder decir en voz alta que Dios es su Padre, que quieren caminar tras los pasos de Jesús. Y además, tienen la  suerte de contar con todo un equipo de catequistas y sacerdotes que son testigos de sus psos, y que acompañan sus búsquedas hacia el Señor.

Enhorabuena chicos. Que siempre guardéis el recuerdo de este día en el que todo empezó.

Anuncios