¡Qué ganas teníamos de empezar la Catequesis!

Los estrenos siempre son ilusionantes, y si no que se lo digan a los más pequeños de nuestra parroquia. Algunos pensaban que ir a catequesis iba a ser complicado, “un rollo”, pero para nada: ir a catequesis es algo entusiasmante. Las caras de nuestros niños, la de los catequistas, lo dice todo.
 
Este pasado lunes día 8 de octubre un número abundantísimo de niños y niñas iniciaban su andadura catecumenal en con el fin de “Descubrir el Regalo más Grande”. Así lo entendieron perfectamente. En medio del salón, el cirio pascual con la imagen del Buen Pastor que cuida de sus ovejas, las letras del lema del curso, y un montón de regalos.
 
En la dinámica de presentación, los catequistas les trasmitieron sus experiencias más bonitas, en las que ellos habían visto que Dios les regalaba mucho; con un regalo en sus manos lo escenificaron. También había regalos más grandes, que representaban todo lo que la Iglesia nos da. Se lo fueron pasando de unos a otros, de mano en mano, de familia en familia.
 
Cada uno también tuvo su regalo. Una pequeña cajita en la que van a poder meter cada mes una palabra con el fin de completar una fase al final del curso. ¡Qué ilusión! Ellos saben que tienen que cuidar esa caja, ponerla en la mesita de noche, y descubrir que Jesús está cerquita de ellos.
 
Finalmente, una sorpresa: Don Diego les anunció que durante el primer trimestre iba a haber una muestra de fotos en la parroquia; el compromiso era juntarse toda la familia en torno a “ese regalito” y enviar una foto a la parroquia.
“Mamá, papá, ¿cuándo llega el día de la catequesis? Es que quiero que llegue ya.” Palabras de niño que lo dicen todo.
Anuncios