Dialogar para construir entre todos un mundo nuevo

¡Cuántas veces en el mundo se habla y se discute para no llegar a ningún acuerdo! Dialogar es intercambiar diversos puntos de vista con el fin de ser constructivos, con el fin de intercambiar puntos de vista distintos y, a veces, opuestos.

En nuestro Grupo de Vida hemos profundizado en todo lo que significa el DIÁLOGO en la vida humana y para los cristianos. Con el ejemplo de San Pablo en el Areópago hemos descubierto aptitudes importantes para un buen intercambio de ideas: cercanía, humildad, seguridad de uno mismo, convencimiento… y el apoyo de toda una comunidad.

Jesús pudo dialogar con muchas personas que pensaban distinto, pero porque miraba lo que es común a toda persona, lo que iguala a todos y lo que es común.

¿Qué?, ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿cómo?… son las preguntas que nos intercambiamos y que hacen que el diálogo fluya y discurra. ¡Gracias a todos!

Anuncios