Sábado, 6 de julio: “Cuerpo que siente”

Otra de las dimensiones fundamentales del cuerpo humano es su capacidad “de amar, de entregarse, de ser fecundo”. Todo esto lo hemos visto reflejado analizando ilustraciones de personas que lo han dado todo: un misionero, una madre gestante de su hijo, un deportista, un trabajador, incluso de alguien que se acerca a aquel que está triste… Lo hemos visibilizado en una planta que hemos sembrado.

Tras todo esto hemos podido jugar por equipos a adivinar respuestas muy curiosas sobre el cuerpo: ¿Por qué tenemos más huesos al nacer, que cuando ya somos adultos?… No os decimos qué pasaba si no lo acertábamos.

Por la tarde nos hemos acercado a Aranda de Duero para disfrutar de las piscinas; y después de cenar el gran juego del “estratego”.

Ya estamos metidos de lleno en el Campamento. Nos conocemos; ya nos gastamos bromas también… “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”.

SÁBADO, 6 DE JULIO (TERCER DÍA EN CASTRILLO): IDEAL.