Domingo, 14 de julio: “Cuerpo en movimiento”

Hoy, Señor, es un día triste y alegre. Triste, porque termina el Campamento y decimos adiós a tantos nuevos amigos. Alegre, porque nos llevamos el corazón lleno de cariño, porque hemos vuelto a ver a nuestras familias, porque hemos aprendido mucho en estos diez días. “ExpresARTE con tu CUERPO” concluye. Pero nunca se cerrará lo vivido.

Hemos completado nuestras pulseras que nos mantendrán unidos siempre, cada día de este año. Al celebrar la Eucaristía con nuestras familias, Don Rafael Cob, obispo en el Vicariato Apostólico de Puyo (Ecuador) nos ha hablado de la importancia del cuerpo como un valor que podemos descuidar. El cuerpo es un regalo que Dios nos da para que amando a los demás podamos amarle a Él.

Tras la comida en familia, hemos disfrutado de una hermosa velada. Nos hemos reído y emocionado muchísimo con el buen hacer de los monitores.

DOMINGO, 14 DE JULIO (ÚLTIMO DÍA EN CASTRILLO): INOLVIDABLE.

Anuncios