Orar con perseverancia… en el día del DOMUND

El pasado domingo, 20 de octubre, celebramos en toda la Iglesia el DOMUND, el Domingo Mundial de las Misiones, donde tuvimos un recuerdo muy sentido de cariño, respeto y oración por los misioneros, comprometiéndonos también a ser misioneros, “bautizados y enviados” en los diversos momentos de la vida.

En la celebración cada uno de los asistentes pudo recoger una pequeña tira de papel donde estaba escrito el nombre y el lugar donde llevan a cabo su misión los 620 misioneros de la diócesis de Burgos, y nos comprometimos a rezar por esa persona durante esta semana en que estamos. Un detalle precioso: rezar incluso por quien no conocemos, pero a quien admiramos. Precisamente, en el domingo donde las lecturas nos hablaban de la perseverancia en la oración…

Nosotros somos del equipo de Moisés, y de la viuda del evangelio: del equipo NTR (“No Te Rindas”), de los que no tiran la toalla, de los que no bajan los brazos nunca… Moisés estuvo en la celebración con nosotros y nos ayudó a entender mejor lo que es orar y lo que es ponerse en las manos del Señor. Somos una gran comunidad que camina unida. Queremos seguir atreviéndonos a tocar el cielo.

También el coro de las familias nos ayudó a vivir mejor la celebración. Ahora con la incorporación de nuevos instrumentos, como la acordeón… Ya tenemos nuestra propia orquestina. ¡Gracias, Señor, por tantas estrellas que pones en nuestra vida!