Pequeños adoradores, ¡grandes de corazón!

Como viene siendo habitual en nuestra Parroquia, los más pequeños de la casa se acercan a adorar a Jesús en la Eucaristía. Lo hacen con mucha ilusión, porque son de los momentos fundamentales que marcan su preparación para recibirle en la Primera Comunión. Los Pequeños Adoradores se reúnen dos veces al mes según calendario fijado a principio de curso, los lunes y los domingos.

Así pretendemos, los sacerdotes y los catequistas, ayudar a los niños a descubrir el silencio, amando la presencia real de Jesús a través de la adoración eucarística. Queremos que crezca su deseo de vivir cada día bajo su cariñosa mirada con el fin de agradarle en cada detalle de su vida.

¡Cuántos secretos compartidos en estos momentos! Así, nos “atrevemos a tocar el Cielo”… 🤲