Dejar espacio a la Palabra de Dios

El Papa pide que “hagamos espacio” a la Palabra de Dios en la vida de cada día. Esta fue la intención de Francisco al celebrar el primer domingo dedicado a la Palabra de Dios.

Decía en el día de ayer, 26 de enero: “Leamos algún versículo de la Biblia cada día. Comencemos por el Evangelio; mantengámoslo abierto en casa, en la mesita de noche, llevémoslo en nuestro bolsillo, veámoslo en la pantalla del teléfono, dejemos que nos inspire diariamente. Descubriremos que Dios está cerca de nosotros, que ilumina nuestra oscuridad”.

Este domingo fue instituido por el Santo Padre mediante su Carta Apostólica Aperuit illis, con el fin de “no dejar empolvar la Biblia como si fuera un libro más”, ya que como decía San Jerónimo: “quien ignora la Escritura, también ignora a Cristo.

En nuestra Parroquia, la Palabra de Dios estuvo muy presente. Pudimos acercarnos a besar, tocar y palpar esta letra que salva, que da nueva vida y que invita a dejarlo todo para ser “pescadores de hombres”.