Vocación, Eucaristía y Misión, componen una palabra nueva “VEM”

Vocación, Eucaristía y Misión fueron los tres pilares sobre los que un año más, el pasado sábado 8 de febrero, se desarrolló el encuentro de los niños que participan en las catequesis de confirmación de la diócesis. Transcurridos seis años desde su puesta en marcha, el VEM se ha convertido en una más que consolidada cita que reunió en esta ocasión a cerca de doscientos niños de toda la geografía burgalesa. De nuestra Parroquia participamos dieciocho personas, entre catequistas y jóvenes.

Organizado conjuntamente por las delegaciones de Catequesis, Misiones y Pastoral Vocacional, la cita pretende que los chavales no solo sigan formándose en los aspectos básicos de la vida cristiana, sino también favorecer un clima de encuentro entre distintas parroquias y movimientos de la ciudad. Todo ello sin olvidar a los propios catequistas, que también aprovechan el VEM como un momento de encuentro donde compartir las diferentes propuestas pastorales llevadas a cabo en las variadas comunidades de la diócesis.

El encuentro conjugó distintos talleres sobre los tres ejes del encuentro. Así, los niños y niñas de 4º de primaria reflexionaron sobre la eucaristía y la importancia de la Palabra de Dios en la liturgia, el compromiso caritativo que brota de este sacramento y han podido cocinar su propio pan. Los de 5º centraron su atención en las distintas vocaciones en la vida de la Iglesia, de modo particular al matrimonio, sacerdocio y vida consagrada. Por último, los más mayores descubrieron la importancia de la dimensión misionera de la Iglesia y han contado con el testimonio de varios misioneros.

La jornada concluyó con una gran yincana y posterior adoración eucarística. El arzobispo, don Fidel Herráez, animó a los niños y sus catequistas y familias a seguir esforzándose por ser las «piedras vivas de la Iglesia de Jesús».