«En armonía con Dios, con nosotros mismos, con los demás y la naturaleza»

El arzobispo administró en la tarde del pasado sábado, 27 de junio, el sacramento de la confirmación a un grupo de adultos que han recibido sus catequesis vía online a causa de la pandemia por coronavirus.

Treinta y cuatro jóvenes y adultos dieron un paso más en su camino de fe al haber recibido la confirmación a la que no pudieron acceder cuando eran niños o adolescentes. Guardando la distancia social y portando mascarillas, estos adultos han completado su proceso de iniciación cristiana en una celebración presidida por el arzobispo y con la que culminan un período de catequesis que han llevado a cabo en los últimos meses a través de plataformas digitales a causa de la pandemia y varios encuentros presenciales en la última semana y otros antes del confinamiento.

En su homilía, el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, animó a estos confirmandos a «estar en la onda» para comprender en qué consiste el «abrazo sacramental» que han recibido con la imposición de manos y la unción con el santo crisma. En efecto, todos ellos han recibido «el Espíritu del Señor» que les regala «la paz del Señor resucitado», una paz –dijo– que provoca que «estemos en armonía en la relación con Dios, con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza». «El Señor os regala el Espíritu Santo para que viváis esta paz interior y la manifestéis a los demás en todas las realidades de vuestra vida, en la familia, el trabajo, con los demás, mientras viajamos, cuando estemos sanos o enfermos», insistió.

Junto a ello, el arzobispo les animó a «vivir unidos a la comunidad eclesial», «participando activamente en la vida de la Iglesia», pues «quienes se despiden de la comunidad después del sacramento no han entendido lo que han recibido».

La celebración se desarrolló en la parroquia de San Martín de Porres de la capital cumpliendo con las medidas sanitarias. En el ofertorio, los confirmandos hicieron un donativo de 487 euros que entregarán a ADAVAS y Nuevo Futuro. El arzobispo ungió a los confirmados con el santo crisma usando un bastoncillo de algodón. ¡Muchas felicidades a todos!

Fuente: archiburgos.es