Reformas en general

“A falta de pan, buenas son tortas”. Este año como no hemos podido ir de campamento, pero hemos aprovechado para reformar las instalaciones de la parroquia, haciendo un pequeño campo de trabajo, y ha quedado genial.
El garaje ha sido el campo de acción de los jóvenes durante los últimos días; un cambio de estilo y una nueva imagen para este lugar que últimamente se está convirtiendo en el espacio de cita en la parroquia. Y, ¿sabéis por qué? Porque también se está reformando toda la parte baja de la iglesia por la parte del centro parroquial. Un gran salón nuevo que contará con todos los medios técnicos y audiovisuales, servirá como zona de estudio y ocio… un espacio nuevo adaptado a las nuevas exigencias pastorales.
En septiembre lo inauguramos… Seguro quedará precioso. Así nuestra parroquia más bonita, gracias a vosotros.