Comienza la Catequesis: “la fiesta de los corazones”

Un año más hemos comenzado la catequesis parroquial. ¡Ya teníamos ganas! Este año con sorpresa incluida: el payaso Trombonero, el mejor payaso del mundo entero nos enseñó muchas cosas. ¡Qué bien lo pasamos! Después de las fatigas de la última semana en la asignación de horarios y la designación de los nuevos catequistas. Este año con ocho catequistas nuevos que se añaden a una plantilla con un gran bagaje humano y cristiano importante. A ellos, gracias. A todas las familias, este curso muchas más, muchísimas gracias por confiar en nosotros para ayudaros en la educación en la fe de vuestros hijos.
Resulta que veníamos a una fiesta y no había nada preparado. Había que ir buscando cada uno de los corazones: el primero llamado “familia”, el segundo llamado “amigos”, el tercero llamado “catequistas” y el cuarto llamado “sacerdotes”. Finalmente, un gran corazón faltaba: el más grande, “el corazón de Jesús”.
Cada uno de los participantes fue presentando su propio corazón y lo tuvo que tender en un pequeño tendedero con una pinza; es la ofenda de la propia vida, que hace que la fiesta no decaiga. ¡Una maravilla ver tantos corazones! Los niños se lo pasaron muy bien con Trombonero… risas y emoción aseguradas.
Finalmente, se distribuyeron de grupos, bailamos la canción del curso “Tiende tu Corazón” y recibimos una pulsera conmemorativa de este día.
Come veis, un inicio muy especial, para un curso muy especial, donde primaremos la capacidad de regalar nuestro corazón y nuestro tiempo a Dios y a los demás. ¡Bienvenidos!