“Pregoneros” de su venida

Jesús viene… Él llega en la sencillez de un niño pequeño, con la sonrisa y la ternura de aquel que necesita de nosotros.
El pasado domingo, tercero del tiempo del adviento, nos fijábamos en las imágenes que conforman el misterio de nuestra parroquia este año. Todavía no está puesto el niño Jesús… Todas ellas están alegres (sonríen), con los brazos abiertos y la mayor parte de ellos de rodillas.
Don Diego nos habló de la alegría, no como una actitud del corazón, sino como una experiencia de aquel que ve colmado en el Niño sus anhelos más profundos.
La sorpresa llegó cuando tuvimos que descifrar dónde estaba Juan, el Bautista. Era “ese megáfono” que suena y agranda la palabra que proclama. Es la voz desde donde se transmite la Palabra.
Nos comprometimos a poner un megáfono cerquita del nacimiento y a ser, nosotros, precursores y testigos.
¡Ven, Señor, que te esperamos!