Una barandilla con estilo

El presbiterio de nuestra iglesia cuenta con unas nuevas barandillas. Han sido diseñadas con el fin de no romper el estilo con las líneas clásicas y que pasen desapercibidas para el que lo visualiza.
Estas barandillas servirán para ofrecer protección a las escaleras y su misión es acompañar al feligrés o sacerdote en el trayecto de subida y bajada al altar, y evitar así tropiezos o caídas.
Un elemento más que se añade y que nos beneficia a todos. Así, nuestra parroquia es más segura y confortable.