¡Nuestros catequistas nos lo explican! (7)

Con esta publicación, finalizamos esta sección en la que hemos ido conociendo a personas excepcionales, comprometidos con la misión de la Iglesia: nuestros catequistas. Una sección que ha llevado por título “Nuestros catequistas nos lo explican”.
Lorenzo, catequista de Confirmación, nos habla de la “Iglesia”. Un teólogo francés hablaba de la Iglesia como madre: “La Iglesia es mi madre porque me ha dado la vida, me lo ha dado todo”. En la Iglesia yo siempre me he sentido querido, cuidado y valorado. Como parte activa colaboro en la parroquia, haciendo que otros sienta la Iglesia lo mismo que yo. Como catequista, me veo como llamado por ella a ser sal y luz.
Gustavo, catequista de Despertar Religioso, nos muestra la palabra “Sacramentos”. Como profesor de Religión y padre de familia nos revela que los sacramentos son medios para unirnos a Jesús, donde recibimos su vida y los que nos ayudan a vivir. Jesús nos los regló para vivir en verdad, alimentarnos de verdad y ser felices de verdad. No podemos vivir sin ellos. Preparar los niños para que los reciban es un reto, porque en ellos van a encontrarse con el Señor de sus vidas.
Finalmente, Pilar, catequista de Comunión, sostiene en sus manos una sugestiva expresión, “Palabra de Dios”. Es presencia y paz. Presencia porque es una palabra viva, que me invita al diálogo interno: Jesús me habla, le escucho y reflexiono. Paz porque nos la ha dejado para conocerle más y amarle mejor. Hay palabras que llegan al corazón: “¡No tengáis miedo!”… Aunque escritas en otra época, hoy resuenan con la misma fuerza y vigor.