Campamento de Verano “Pon tus sueños a volar”. Astudillo 2021. (Primera tanda)

Después de la llegada, os dejamos un relato extendido de lo que hemos vivido juntos estos días, del 28 de junio al 4 de julio.

Comenzamos el primer día de Campamento en Astudillo con los más pequeños. Ha sido un día para poner las bases y plantearnos muchas cosas. Esta mañana había nombres que no nos sonaban; hemos podido poner en alto nuestros sueños. Os podéis creer… ¡¡alguno no tenía sueños!! Lo más bonito es que al escuchar a otros, todo iba fluyendo. Nos hemos distribuido en grupos de trabajo y hemos aprendido la canción del campamento. ¡Hasta hemos celebrado el cumpleaños de Sara!

Hemos asistido a una función en que Héctor Molina, temía frustrar los sueños de su madre; pero, al final, su madre descubre que es un gran compositor y le presenta a un súper concurso donde gana la batalla final. Por la tarde hemos conocido más el pueblo y sus gentes, hemos visto ganar a la selección española de fútbol y hasta le hemos dado gracias a Dios por todo en la misa. Ahora preparando la velada y… ¡a descansar! Que mañana será otro día.

Seguimos soñando. Hoy descubriendo el personaje de Teresa de Jesús. Ella soñaba con ser grande, incluso con morir a manos de los paganos por la fe. Era consciente de que su vida estaba en las manos de Dios… y descubrió el sueño de Dios para ella. Fue fundando por muchas ciudades (en Burgos incluso) y nos invitaba a construir nuestro castillo interior. Para soñar hay que confiar, aunque las cosas sean de otra manera.

Durante la mañana hemos escalado estos siete peldaños que nos separan de la conquista. Lo hemos pasado fenomenal. Por la tarde, agua y más agua, espuma y más espuma, y fotos de los equipos de trabajo. Ahhh… ¡¡y la broma del campamento!! Los monitores se la hemos colado. Resulta que nos ha llegado “Covidvitaminea”, un flúor para evitar contagios remitido por la Junta de Castilla y León (colorante con agua). Obligatorio enjuagarse antes de dormir. Dulces sueños. Seguid rezando por nosotros. Desde aquí, cada día, lo hacemos por vosotros.

Y al final siempre hay que vencer obstáculos. Los obstáculos dificultan conseguir sueños, pero no impiden que un día se cumplan. San Martín de Porres nos ha guiado en este día. Él era mulato, hijo ilegítimo, mal visto. Eso no le impidió seguir su sueño de ser fraile y se conformó con ser hermano lego. Sueña con libertad, pero sueña siempre.

Hoy ha sido un día intenso. Marcha, cansancio, sol y calor. Todo ello calmado por la frescura del buen ambiente que tenemos. Ya nos conocemos todos, nos respetamos y nos ayudamos. Hemos hecho unos talleres chulísimos y nos hemos podido comunicar con nuestras familias.

En el andén tenemos ya muchos de nuestros sueños escritos y plasmados. Juegos, dinámicas… ¡Sigamos soñando!

Sueña que no existen fronteras. Y es que las barreras no te dejan seguir. Hoy, con Domingo Savio, hemos soñado con poner paz donde hay discordia y desunión. Cuentan que en una pelea, él se puso en medio de los dos y les enseñó un crucifijo, donde quería mostrar el perdón de Dios. Soñar pasa siempre por hacer felices a los demás. Soñar individualmente está bien, pero no da la felicidad que pasa por tender la mano a los demás. Queremos ser alegres y pacificadores.

De su mano nos hemos acercado a Salamanca. Hemos recorrido la ciudad como un gran marea roja, creando estelas de esperanza. La gente nos miraba admirada. Hemos visto la Universidad, la Casa de las Conchas, la Catedral nueva y la vieja, el huerto de Calisto y Melibea… una dosis de cultura y de observación por encontrar la rana y el astronauta. Por la tarde, hemos disfrutado de lo lindo en el Humor Amarillo, ese concurso de chinos de la tele donde había que vencer pruebas y obstáculos, sin perder el gran chapuzón en la piscina.

Seguimos soñando con esperanza.

La alegría como tónica para que los sueños se hagan realidad. Ha sido un día en el que hemos vivido desde esta tónica. Chiara Luce nos ha llevado de la mano. Ella, a pesar de su enfermedad, no se dio por vencida; abrió las puertas de su casa y se convirtió en luz para muchos. En torno al deporte y la enfermedad hemos girado nuestras actividades.

Una yincana para superar diversas pruebas (curiosas todas ellas), piscina y apoyo “a la roja”. En la velada bromas y bromas, risas y risas. Con una sonrisa en la cara, las cosas son mejores.

El último de los personajes ha sido Carlo Acutis. Él quiso transmitir la fe basándose en los medios de comunicación y en las redes sociales. Lo hizo con un afán: transmitir a otros la riqueza que es Cristo. En el campamento hemos podido soñar cómo es posible ser apóstoles hoy, ser testigos y antorchas de verdad. En medio de tanta mala noticia, hay una Buena que llena el corazón. En este día hemos revisado el Campamento sacando las mejores conclusiones. Ya hoy vienen las familias y celebramos que los sueños pasan necesariamente por los que tenemos cerca. ¡Bienvenidos!

Concluimos el Campamento de Verano en su primera tanda. Hemos disfrutado de un día de Familias precioso. Un regalo que nos permitirá seguir soñando juntos.

Una historia que no acabará. Astudillo 2021.

“Pon tus sueños a volar”. Estos niños nos han hecho gozar un montonazo. ¡Somos una gran familia!

Este vídeo resume muy bien lo que está semana hemos vivido juntos. “Pon tus sueños a volar”. ¡Unos días que siempre quedarán grabados en el corazón!