Peregrinación a Andalucía “Echando Raíces”

Hoy hemos comenzado la Peregrinación a Andalucía 2021: “Echando Raíces”. Muy temprano hemos celebrado la misa en nuestra parroquia para ponernos en camino hasta las tierras sevillanas. ¡Qué calor!

Don Diego nos ha hablado brevemente del sentido que tiene peregrinar: dejar el lugar de origen, distanciarse de lo habitual, para encontrarse con Dios, con los demás y con uno mismo. A veces, ese sacrificarse y sufrir un poco, cuesta.

Al llegar a Sevilla hemos peregrinando. Catedral, santuarios, basílicas… recorriendo los lugares emblemáticos e inmortalizado estos momentos. ¡Qué belleza y qué fe la de estos hombres y mujeres que admiran las tallas de la Semana Santa!

Echar raíces es profundizar, darse cuenta de cómo otros han profundizado y han expresado lo que dentro llevaban. Ahora nos toca a nosotros y, ¿cómo expresar todo lo interior?

PRIMER DÍA: ¡¡IMPRESIONANTE!!

Continuamos por tierras andaluzas, con nuestra peregrinación “Echando Raíces”. En esta ocasión, nos hemos desplazado hasta El Rocío. Después del madrugón y tras ver el amanecer, hemos visitado el Parque Nacional de Doñana. ¡Una maravilla natural! Un montón de especies han salido a nuestro encuentro, has una pequeña cría del lince ibérico. Árboles, marismas, aves… ¡Loado seas, mi Señor! Nos ha llamado la atención “el eucalipto”: es un árbol con unas raíces muy profundas y que, si es talado, hace lo posible por volver a crecer, porque su fuerza radica en lo profundo. ¡Una imagen preciosa de lo queremos conseguir estos días!

Ya en El Rocío hemos visitado el santuario. Era una sensación un poco rara: en la casa sin la Madre. Y es que la Virgen se encuentra desde antes de la pandemia en Almonte, ¡y a buscarla hemos ido! Venir a El Rocío y no ver a la Madre, es como ir a Burgos y no entrar a la catedral. A ella le hemos orado y cantado ¡con un olé! Don Diego nos ha insistido en la misa en ese conocimiento que la madre tiene siempre de los amigos de su hijo. En la casa de María todos nos sentimos en “el hogar”.Tras una mañana intensa, tocaba tarde de chapuzón en la playa de Matalascañas. ¡Diversión, encuentro y amistad!”Echar raíces” es profundizar y estar atentos a los primero brotes, a lo que aparece y emerge de nuevo en nuestra vida.

SEGUNDO DÍA: ¡¡INTENSO!!

Seguimos con nuestro itinerario en la peregrinación “Echando Raíces”. Hemos estado de cumpleaños. En este 8 de septiembre, felicitamos a María.Muy cerquita de donde nos albergamos está la Parroquia de San Lucas Evangelista. Es una parroquia nueva (40 años), con mucha vida en su interior. Hemos conocido un poco cómo viven la fe en estas tierras sevillanas, las cofradías, los grupos, cáritas… Ante la imagen de la Virgen de la Caridad hemos querido comenzar el día. La fe siempre arraiga donde se la recibe.

Posteriormente, nos hemos acercado al parque temático Isla Mágica y Agua Mágica. Allí hemos soportado bajo el agua las altas temperaturas. ¡Diversión, convivencia y ganas de pasarlo bien juntos!

“Echar raíces” es darse cuenta que vivimos en familia, que nos necesitamos entre todos. Sin duda, ahora Sevilla se nos ha grabado más en el corazón.

TERCER DÍA: ¡¡ILUSIONANTE!!

Ya nos queda muy poquito de la peregrinación “Echando Raíces”. El tiempo pasa muy rápido y pronto regresamos a Burgos.

Hoy el día ha ido de catedrales. La Catedral es el sitio donde está la cátedra, donde el Obispo se dirige al pueblo. Es la iglesia madre de una Diócesis. En la de Sevilla hemos celebrado la misa, con ese mensaje de “amar a los enemigos”: la hemos admirado por dentro y por fuera. En la Giralda hemos disfrutado de las alturas y de una ciudad bellísima siempre. Esta Catedral dedicada a Ntra. Sra. de los Reyes. Por la tarde hemos llegado a Córdoba. La Catedral nos ha puesto ante ese choque de culturas de tantos siglos. En la Catedral-Mezquita nos hemos quedado admirados de tanta belleza junta. Lo más bonito es que cada catedral es un resultado de muchas manos, de mucho trabajo, de muchas personas que viven su fe y su piedad.

“Echar raíces” es aportar lo que uno tiene, lo que cada uno es, y seguir construyendo juntos.Estamos agradecidos por tantas muestras de generosidad hoy. Hemos sido los primeros del día en entrar a la catedral de Sevilla. Hemos escuchado muy a gusto el gran órgano barroco que tiene. Ya en Córdoba, gratuitamente hemos visitado el monumento. ¡Mucha gente ha pensado y piensa en nosotros! Gracias a todos, gracias a esta comunidad que pone en nosotros su esperanza.

CUARTO DÍA: ¡¡FESTIVO!!

Hoy ya nos toca concluir la peregrinación “Echando Raíces”. Todo acaba y todo queda. En este día nos hemos acercado hasta Montilla y hemos conocido mejor la figura de San Juan de Ávila, maestro de santos. Ante su sepulcro hemos orado y hemos aprendido lo que significa permanecer a la escucha de Jesús.

Tras visitar su casa y orar en sus aposentos hemos partido para Burgos, con el corazón lleno de amistad y buenas vibraciones.

“Echar raíces” es contemplar también a los mejores hijos de la Iglesia, imitarlos en sus virtudes. El año que viene, repetimos.

QUINTO DÍA: ¡¡AGRADECIDOS!!