“El Regalo que me faltaba hace 10 años ya lo tengo: ¡la Comunidad!”

Toda la comunidad cristiana de San Martín de Porres celebramos el pasado viernes, 24 de septiembre, el décimo aniversario de la Ordenación Sacerdotal de don Diego. Fue un momento entrañable de celebración, de acción de gracias a Dios y de encuentro festivo.

Don Diego recibió el presbiterado en nuestra iglesia el día 24 de septiembre del año 2011. Desde entonces sus manos, su corazón y su vida han estado siempre ligados a nosotros. ¡Damos gracias a Dios!

La celebración de la Eucaristía congregó a más de 500 personas que pudieron escuchar una vez más sus palabras. Él reseñaba cómo la vocación es un don inmerecido y una tarea permanente. Alabó a Dios que en este tiempo le había otorgado el don que le faltaba a su sacerdocio: la comunidad. Esa comunidad que durante tantos años, él ha configurado y aumentado. En su homilía, tras hablar de las palabras que en secreto el sacerdote pronuncia en la misa, expresó del deseo de seguir siendo comunidad, más aún familia en el nombre del Señor.

Don Jesús, el párroco, los catequistas, los jóvenes, las familias, los niños, a través de unas cariñosas palabras le desearon muchos más años de ministerio entregado y fructífero.Toda la comunidad le otorgó un pequeño obsequio: un ordenador.

Finalmente, pudimos compartir un aperitivo juntos, aprovechando que la situación sanitaria ha mejorado.

Una tarde festiva para felicitarnos porque Dios sigue estando grande con nosotros. ¡Felicidades don Diego!