«Un acontecimiento muy especial»

En este tiempo de Cuaresma vamos dando pasos hacia la Pascua del Señor.

El pasado domingo, el Evangelio narraba la parábola de la higuera que no da fruto en medio de la viña. Veíamos la paciencia de Dios mostrada en ese diálogo del amo con el viñador: «Déjala todavía un año más, yo le echaré estiércol y cavaré, y si no el año que viene la cortas.»

En la época de Jesús también había acontecimientos que causaban sensación y que provocaban interrogantes entre las personas: accidentes, revueltas… Acontecimientos fundamentales que marcaban la historia de ese pueblo.

¿Y si nuestra conversión en este tiempo de Cuaresma fuese monumental? Causaría sensación en todos.

Si vamos caminando como comunidad que llega a tiempo; nunca es tarde para encontrarnos con el Señor.