Reapertura del templo tras el confinamiento

Nuestro templo parroquial de San Martín de Porres (Burgos) ha abierto este lunes, 18 de mayo, con la entrada en flexibilización de la fase 0 de la desescalada, siguiendo todas las disposiciones de las autoridades sanitarias y las establecidas por la Conferencia Episcopal Española.

Para esta fase se permite la asistencia grupal, no masiva, a los templos sin superar el tercio del aforo, con misas dominicales y diarias. En el interior de los templos se recomienda encarecidamente el uso de las mascarillas y es obligatorio respetar la distancia de seguridad.

Entre otras indicaciones, las pilas de agua bendita continuarán vacías, los feligreses deberán sentarse en los bancos o lugares señalizados, respetando en todo momento la distancia de seguridad en filas y bancos. El diálogo individual de la Comunión se pronunciará de forma colectiva, distribuyéndose la Eucaristía en silencio y se recibirá en la mano. El saludo de la paz se sustituye por un gesto para evitar el contacto directo.

También, durante esta fase se ruega a las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo que valoren la conveniencia de seguir las celebraciones por los medios audiovisuales, no saliendo, por tanto, de sus domicilios.

Por su parte, la Parroquia ha finalizado su adaptación, con una desinfección completa, control del acceso de fieles y distintivos en los bancos, para acoger hasta un máximo de 165 personas, a razón de cuatro por banco, en sus celebraciones.

En las últimas semanas toda la Parroquia ha sido desinfectada, incluyendo la capilla, bancos y demás mobiliario.

En el caso de los bancos, han sido colocados unos indicativos que expresan que podrá sentarse cuatro personas por cada banco, en disposición de zigzag, para garantizar la distancia de seguridad.

Se celebrarán las misas, abiertas al público pero sin sobrepasar un tercio del aforo y garantizando la debida distancia de seguridad entre los feligreses.

Los horarios de misas serán los días laborables, a las 8:30, 12:30 y 20:30; y, en el caso de los domingos, a las 9, 10, 11:30, 12:30, 13:30 y 19.30, 20:30.

Reapertura del templo

El Ministerio de Sanidad ha flexibilizado alguna de las condiciones impuestas por el decreto de alarma para las zonas que aún se encuentran en la denominada «fase 0» de la desescalada. Con ello, según informó ayer el ministro Salvador Illa, se permite a partir del lunes 18 de mayo la apertura de los templos para la celebración del culto público siempre y cuando no se sobrepase un tercio de su capacidad de aforo. De esta manera, quedarían abiertas todas las parroquias de la diócesis para el culto.

Además de la obligatoriedad de no superar un tercio del aforo permitido, se habrán de cumplir otras medidas, como el uso de mascarillas y guardar la distancia de seguridad entre las personas y evitar aglomeraciones a la entrada y salida de las celebraciones. También se deberá poner a disposición de los fieles dispensadores de geles desinfectantes. Por otro lado, se deberá retirar el agua bendita, se sustituirá el rito de la paz por otro gesto y se deberá tener especial cuidado con los objetos litúrgicos que se empleen en la celebración. La distribución de la comunión se hará en silencio y preferiblemente en la mano y queda suspendida la participación de coros. Las medidas de flexibilización también permiten una participación de hasta un máximo de diez personas en velatorios y entierros.

Nosotros en nuestra PARROQUIA DE SAN MARTÍN DE PORRES establecemos:

  1. Que  la primera eucaristía con asistencia de feligreses se tenga un especial recuerdo por todos los difuntos de la pandemia uniéndonos al Sr. Arzobispo don Fidel Herráez, que lo hará a las 12:00 del mediodía del lunes en la capilla de Santa Tecla de la Catedral. Nosotros el lunes, 18 de mayo, celebraremos una única Eucaristía a las 12:00 del mediodía, con asistencia de fieles. Por tanto, mañana domingo concluirán las retransmisiones de la misa por nuestro canal de Youtube.
  2. A partir del martes, 19 de mayo, ya tendremos las misas en el horario habitual que os adjuntamos en esta comunicación.
  3. Las Catequesis Familiares las seguiremos retransmitiendo por Youtube y por Facebook en el horario previsto; solamente nos quedarían 2 sesiones: el lunes 18 de mayo y el lunes 25 de mayo. Ambos días a las 19:00 de la tarde. ¡Os invitamos a participar con nosotros!
  4. Finalmente, nuestra Parroquia no ha cerrado nunca… Es más, estos dos meses ha tenido mucha vida. Con la campaña “¡Dona a tu Parroquia!”, queremos agradeceros la ayuda económica que nos prestáis para poder seguir ayudando a los demás. Vuestra colaboración sigue siendo muy importante para llevar adelante nuestra misión.

Nada más… ¡Os damos la bienvenida a vuestra casa! Todo está acondicionado por la seguridad de todos. Gracias a los que lo habéis hecho posible.

Vuestros sacerdotes

Catequesis familiar: “La Santidad”

La catequesis virtual de esta semana hemos tocado el tema “La Santidad.” Ser santo es una aspiración muy concreta y al mismo tiempo un don que Dios nos hace; “Dios nos ha elegido en la persona de Cristo y nos ha destinado a ser santos por el amor”, dice San Pablo.

Los santos son personas muy cercanas, que han vivido nuestra misma vida, que no han hecho cosas extraordinarias, sino que, en lo cotidiano, han hecho muy bien las cosas. Santa Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, San Juan Bosco… y los niños santos, como San Tarsicio o Santo Domingo Savio.

Minguito nos hizo de las suyas; resulta que se había equivocado, y en vez de vestirse de santo, se vistió de ángel. Don Diego se vistió de San Martín de Porres, y muchos de los niños se han vestido también de santo.

Finalmente hicimos una experiencia con globos, para explicar la gracia de Dios, que llena el corazón de sus hijos e hijas. En la oración, le pedimos a Jesús que nos ayude a ser santos, según el corazón de Cristo.

Gracias chicos y gracias familias. Gracias catequistas porque lo hacéis muy bien. ¡¡Ánimo!! ¿Qué queréis ser de mayores? 

“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”

En el quinto domingo de Pascua, el evangelio de San Juan nos hablada de tres realidades, con las que Jesús, se identifica: el camino, la verdad y la vida.

Solo se emprende un camino cuando hay una meta que conseguir. Solo hay verdad, si uno es capaz de descubrirla. Solo hay vida, si se renueva cada día. A través de “un puente”, de “la biblia” y de un “corazón” palpamos la palabra.

Lo mejor que tenemos los cristianos es que celebramos la fe, que la podemos comunicar y transmitir, y eso es posible porque la vida del Resucitado está presente. Ahora que, poco a poco, nos disponemos a dar los últimos coletazos al tiempo Pascual, pedimos a Dios que pronto podamos reunirnos físicamente en torno a la mesa… porque, ” en la casa de mi Padre hay muchas moradas”.

Esta Parroquia sigue y seguirá siendo “una gran familia de familias”. 

Catequesis familiar: “La Iglesia de Jesús”

La catequesis virtual de esta semana ha girado en torno a “La Iglesia de Jesús.” La Iglesia es el nuevo pueblo de Dios, el lugar donde Dios manifiesta su salvación a los hombres. La Iglesia que está formada por todos los bautizados: los creyentes en Cristo.

Estuvimos repasando la historia de la Iglesia en sus más de 2000 años de andadura, pudimos explicar que la Iglesia es universal, se divide en diócesis y en cada una de las parroquias podemos participar de esa Iglesia. A veces, necesitamos un cambio de mentalidad para no dejarnos influir por opiniones de la Iglesia que no son ciertas y así poder tener una experiencia nueva de ella.

Minguito nos hizo de las suyas; resulta que se había sacado el carné de conducir y no sabía distinguir entre una señal y una farola…. Siempre haciendo de las suyas.

Finalmente hicimos una pequeña iglesia en un taller para darnos cuenta que somos piedras que entramos en la construcción de la Iglesia. En la oración pedimos por las vocaciones en la Iglesia, y por la misión de los laicos.

Gracias chicos y gracias familias. Gracias catequistas porque lo hacéis muy bien. ¡¡Buen oído!! 

El Domingo del Buen Pastor

El domingo para los cristianos tiene un marcado tinte de comunidad, porque es la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, que se reúne para celebrar la fe. En el cuarto domingo de Pascua concretamente, la fiesta del Buen Pastor.

Jesús es el Buen Pastor que da la vida por las ovejas, que las conoce por el nombre, que sabe lo que necesitan y las guía por senderos de hierba verde. Al contrario, el asalariado se aprovecha de las ovejas, se sirve de ellas y no las conoce.

En la celebración pudimos sentirnos rebaño en torno a Jesús resucitado, incluso percibir el calor del hogar.

Gracias a todos por participar con nosotros. ¡Ya queda menos para unirnos presencialmente como comunidad!

Mes de mayo, en honor de María nuestra madre

Un gran Rosario de globos surcó ayer el cielo de la ciudad de Burgos, un gesto que quiso simbolizar un homenaje a la Virgen María en el primer domingo del mes de mayo y como una acción de gracias ante el comienzo del plan de «desescalada» previsto por el Gobierno. La idea surgió del vicario parroquial de San Martín de Porres de la capital, que desde el inicio del confinamiento por el «estado de alarma» acompaña a los vecinos de su barrio, cada tarde, en el aplauso colectivo de las ocho.

«Ví que lo habían hecho en un pueblo de Italia y pensé que podría ser un bonito acto como colofón de la cuarentena y como acción de gracias a la Virgen María», detalla Diego Mingo, sacerdote de la parroquia. Fue un «acto sencillo pero emotivo», en el que, en unos diez minutos, rindieron homenaje a las madres que habían apostado por la vida y a la Virgen María con la oración que el papa Francisco ha propuesto rezar a todos los cristianos del mundo durante este mes de mayo.

Después de este, «ya no habrá más eventos extraordinarios», relata el sacerdote, quien ha impartido otros domingos bendiciones con el Santísimo Sacramento desde la azotea de la iglesia y ha animado al barrio a golpe de «Resistiré» cada día durante toda la cuarentena. Junto a Mingo colaboraron en el acto algunos jóvenes de la parroquia, que ayudaron en la confección del gran Rosario llenando los globos con helio «mientras lo rezábamos juntos».

Mientras tanto, en la parroquia se preparan ya para entrar, desde el próximo lunes, en la «fase 1» del plan de «desescalada», que permitirá reabrir los templos de la diócesis a un tercio de su capacidad de aforo para volver a celebrar culto público.

Fuente: archiburgos.es

“Ilusión” que ojalá pronto sea realidad

En esta publicación os dejamos la canción “¡Levántate, peregrino!”; es una pequeña composición original de Diego Mingo y Lorenzo Gómez, y que opta a ser Himno de la PEJ 2021 de Santiago de Compostela. Desde la semana pasada, la Conferencia Episcopal dispone de ella y nos dirán si es o no seleccionada. Nada más… ¡Dadle apoyo! 💪 Esperamos que os guste…

Catequesis familiar: “La llamada de Dios”

La catequesis virtual de esta semana ha girado en torno a “la Llamada de Dios.” Dios no se cansa de llamar, a veces nosotros sí que nos cuesta escucharle porque nos habla en el silencio del corazón. Así personajes tan importantes como Abrahán, María, y San Pablo descubrieron la llamada de Dios para una misión muy especial: la de ser padre de una muchedumbre de pueblos, como en el caso del primero; la de ser Madre de Dios, en el caso de María; y la de ser apóstol de los gentiles, en el caso de San Pablo.

Estuvimos aprendiendo a través de la música que nuestra respuesta tiene que ser un “sí sostenido”, es decir, un sí apoyado siempre en Dios, que mantiene fiel a su alianza con nosotros.

Finalmente hicimos un pequeño teléfono en un taller para aprender a comunicarnos también con Dios desde lo más cotidiano de cada día. En la oración pedimos por las vocaciones en la Iglesia.

Gracias chicos y gracias familias. Gracias catequistas porque lo hacéis muy bien. ¡¡Buen oído!! 

“A tus manos encomiendo mi espíritu”

Seguimos poniendo nuestra vida en las manos de Dios, para que bendiga a sus hijos e hijas, y nos de la alegría de su resurrección: “Dios omnipotente y misericordioso, mira compasivo nuestra aflicción, alivia las fatigas de tus hijos y confirma su fe para que siempre confíen en tu paternal providencia. Aparta de nosotros este mal, sostén a los enfermos y concédeles la salud, consuela a sus familiares y fortalece a los profesionales sanitarios y a todos los que estos días sirven a los demás a riesgo de su salud y vida.”

Además oramos por los difuntos, para quienes pedimos la vida eterna: “Te lo pedimos, te lo suplicamos por intercesión de María porque sabemos que el mal no resiste a su mirada. Santa María, madre nuestra, salud de los enfermos vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.”