Jueves, 11 de julio: “Cuerpo sano”

Hoy, en Castrillo de la Vega, el despertador sonó demasiado pronto; y es que tocaba salir hacia Santander para disfrutar de un día de playa. El cuerpo sano es aquel que se oxigena en la naturaleza, el que descubre que la salud es algo que hay que cuidar y conservar. Así que, no nos ha importado madrugar un poquito más. Hoy además un cumple en el campamento: Alejandro ha cumplido los 15.

La verdad es que lo hemos disfrutado a lo grande. A pesar de tanta gente, la marea naranja nos ha hecho visibles en el Sardinero. Juegos, castillos de arena, enterramientos… ¡qué chulada!

Por la tarde en el Recinto de La Magdalena hemos grabado el Lip-dub de este año. Un vídeo donde aparecemos todos enseñando lo que estamos trabajando en Castrillo.

De vuelta a Castrillo un pequeño atasco. El cuerpo sano es el sabe ser paciente y agradecido con lo que se tiene. Y es que todo esfuerzo tiene su recompensa: para cenar teníamos tortilla de patata. ¡No sobró nada! 😉

JUEVES, 11 DE JULIO (OCTAVO DÍA EN CASTRILLO): BRILLANTE.

Anuncios

Miércoles, 10 de julio: “Cuerpo físico”

Los reencuentros siempre son momentos felices, momentos en los que se cuentan las mil y una aventuras que uno ha vivido. Esto ha ocurrido hoy.

Los más pequeños, comenzando la jornada normal en Castrillo, han podido continuar con la dinámica de cada día, incluso disfrutar del juego de la bandera. Los más mayores marcharon desde Riaza hasta la ermita de Ntra. Sra. de Hontanares antes de regresar a Castrillo. Unos días de una convivencia excepcional para poder recargar las pilas.

En este día nos tocaba la dimensión de la salud: “el cuerpo sano”. Para ello, Tomás Cantero nos ha dado un taller sobre los primeros auxilios y cómo actuar inmediatamente ante atragantamientos, heridas y otro tipo de percances… pero, ante todo, siempre una consigna: proteger, avisar y socorrer. También hoy ha sido un día para seguir reconciliándonos con Dios.

Y es que, si el cuerpo se une otros cuerpos, puede crear figuras nuevas más vistosas y perfectas: castillos, torres, acrobacias… Esto siempre es costoso, pero vale la pena.

Finalmente, nos hemos podido adentrar en el universo estelar. Nos han explicado fenomenalmente buen las constelaciones, y demás espacios celestes y, con telescopios de gran precisión, ver incluso hasta los planetas. Una velada en la que hemos mirado al cielo, y todo lo que el cielo nos regala.

Ojalá todo esto sea una gran experiencia para seguir dándonos cuenta que lo mejor, siempre es dado.

MIÉRCOLES, 10 DE JULIO (SÉPTIMO DÍA EN CASTRILLO): GRATIFICANTE.

Martes, 9 de julio: “Cuerpo que se expresa”

Los días avanzan muy deprisa, y hoy ya hemos pasado el ecuador de nuestra aventura. En este día “el cuerpo que se expresa” ha sido nuestro eje fundamental y, nuestro icono, la alegría del rey David al bailar y danzar por la alegría de transportar el arca de la alianza.

Los más mayores en Riaza han podido meterse de lleno en los paisajes tan bellos de la zona de Riofrío; por la tarde, han recibido el abrazo del perdón de Dios, descubriendo su propia interioridad desde el pasaje del ciego del evangelio, impedido en la vista, pero con unas ganas locas de seguir a Jesús.

Los más jovencitos lo han pasado en grande de marcha en Berlangas de Roa, descubriendo un montón de curiosidades y disfrutando de un día en convivencia.

Ya mañana nos volveremos a juntar y nos contaremos un montón de experiencias vividas. Estamos más cansados pero a la vez más contentos. ¡Este Campamento está siendo la bomba!

MARTES, 9 DE JULIO (SEXTO DÍA EN CASTRILLO): FENOMENAL.

Lunes, 8 de julio: “Cuerpo que crea”

Terminamos un día intenso en el campamento. Tras las primeras tareas de la mañana y la oración hemos ido de excursión a disfrutar de las Hoces del Río Duratón, en San Miguel de Bernuy; las canoas nos han permitido disfrutar de la naturaleza.

Por la tarde hemos visitado Sepúlveda, una bonita localidad llena de historia y de lugares recónditos, así como de medievales privilegios para reunir población. Los propios personajes que pasearon por estos lugares nos lo han representado. También hemos disfrutado de la historia y de la fe en la ermita de San Frutos, patrono de la Diócesis de Segovia.

Al finalizar los más pequeños han regresado a Castrillo de la Vega, mientras que los más mayores ya descansan en Riaza, donde estarán dos días de campamento volante.

El Cuerpo que crea, que es capaz de hacer de sus talentos don y expresión de lo mejor. “Que cada uno con el don que ha recibido se ponga al servicio de los demás”.

LUNES, 8 DE JULIO (QUINTO DÍA EN CASTRILLO): MUY ESPECIAL.

 

Domingo. 7 de julio: “Cuerpo que crea”

El cuerpo también tiene capacidad para poder sentir. El cuerpo que siente entra en contacto con la realidad a la que está llamado a interpretar. En este día hemos trabajado sobre los sentimientos y las emociones: el amor, la tristeza, la alegría, la venganza, la ira, la ternura… Alguna lagrimita también ya que los papás hoy nos han llamado.

A través de una dinámica de los sentidos han profundizado en estos sentidos, haciendo un concurso y poniendo en valor lo vivido en el concurso realizado. Nos hemos vuelto como enanos con la película “Del revés”, de la que hicimos un cine-forum. En la velada unas representaciones preparadas por los acampados. ¡Qué risas!

Hemos celebrado la Eucaristía uniéndonos a todos los cristianos de nuestras parroquias en el “día del Señor”. Y, por supuesto, como no podía faltar, ya tenemos las fotos oficiales del Campamento.

¡Seguimos haciendo historia con vosotros!

DOMINGO, 7 DE JULIO (CUARTO DÍA EN CASTRILLO): ALEGRE.

Sábado, 6 de julio: “Cuerpo que siente”

Otra de las dimensiones fundamentales del cuerpo humano es su capacidad “de amar, de entregarse, de ser fecundo”. Todo esto lo hemos visto reflejado analizando ilustraciones de personas que lo han dado todo: un misionero, una madre gestante de su hijo, un deportista, un trabajador, incluso de alguien que se acerca a aquel que está triste… Lo hemos visibilizado en una planta que hemos sembrado.

Tras todo esto hemos podido jugar por equipos a adivinar respuestas muy curiosas sobre el cuerpo: ¿Por qué tenemos más huesos al nacer, que cuando ya somos adultos?… No os decimos qué pasaba si no lo acertábamos.

Por la tarde nos hemos acercado a Aranda de Duero para disfrutar de las piscinas; y después de cenar el gran juego del “estratego”.

Ya estamos metidos de lleno en el Campamento. Nos conocemos; ya nos gastamos bromas también… “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”.

SÁBADO, 6 DE JULIO (TERCER DÍA EN CASTRILLO): IDEAL.

Viernes, 5 de julio: “Cuerpo que ama”

Una de las dimensiones del cuerpo es su capacidad creadora, su capacidad para hacer realidad aquello que sueña. Esto hemos trabajado en el campamento. Además hoy celebrando el cumple de Carmen, Paula y Patricia.

A través de un taller de sueños, hemos profundizado en la importancia de llevar adelante los objetivos que cada uno tiene. Esos sueños, metidos en un globo, pueden ser más grandes o menos, se pueden romper y truncar, se pueden compartir e incluso reforzar. Posteriormente, hemos construido manos de arcilla, del barro de la tierra, como el Creador del mundo, que con el barro de la tierra y el soplo de su aliento, hizo que todo existiese.

Y como, no podía faltar, el primer chapuzón llegó al Campamento. En un día sofocante, el agua de la piscina aliviaba y hacía que lo pasáramos en grande. Por la tarde, salida al pueblo… observar y preguntar a sus gentes un montón de curiosidades sobre el pueblo.

Finalmente, como velada, un escape room de lo más divertido con susto final. Y es que en Castrillo, “si lo sueñas lo puedes conseguir.”

VIERNES, 5 DE JULIO (SEGUNDO DÍA EN CASTRILLO): ENTRAÑABLE.

Jueves, 4 de julio de 2019: “Cuerpo que es creado”

Hemos comenzado nuestra aventura en Castrillo. Ha sido un día intenso de dar forma a la dinámica del campamento: grupos, horarios, monitores… Tras haberse distribuido en las habitaciones tocaba el estreno “Érase una vez el cuerpo”.

Nuestros chicos han asistido a un trasplante de corazón por parte de unos cirujanos muy pero que muy notables. De un corazón ha girado la presentación de los participantes; en un gran corazón (el de Jesús) hemos ido poniendo nuestros rostros. Para concluir con una reunión por grupos y una representación animada. Finalmente nos hemos podido llevar una silueta de nuestro amigo invisible.

Por la noche una bonito juego “sanos y enfermos” para dar con el veneno y la vacuna curativa. Todo ello concluía con una pequeña oración en torno a la palabra “gracias”.

JUEVES, 4 DE JULIO (PRIMER DÍA EN CASTRILLO): INTENSO.

Sección Campamento “ExpresARTE con tu CUERPO” – Castrillo de la Vega 2019

Estamos de vuelta de nuestro Campamento de Verano en Castrillo de la Vega. Durante estos días no hemos tenido ocasión de ir colgando cómo se iban desarrollando cada una de las actividades por falta de los medios oportunos. No obstante vamos a dedicar una sección durante este verano a ir desglosando cada uno de los días allí vividos del 4 al 14 de julio de 2019.

Os podemos decir que estamos muy contentos por la respuesta de las familias; son ya siete ediciones seguidas y esto merece la pena. Una mamá el último día nos decía esto: “Mi más cariñoso agradecimiento no solo por el día de hoy, que ha sido además de entrañable y familiar, muy divertido…; sino por todo el trabajo que hay detrás de estos diez días tan intensos en los que nuestros hijos han sido los vuestros. GRACIAS de corazón”.

Esperamos que disfrutéis de este POSTCAMPAMENTO de Castrillo de la Vega 2019.

Castrillo de la Vega… ¡allá vamos!

La Parroquia de San Martín de Porres pone en marcha, desde hoy día 4 de julio hasta el 14, el Campamento Parroquial, en el Albergue los Misioneros Espiritanos de Castrillo de la Vega (Burgos).

A lo largo de estos días 90 personas de las Parroquias de San Martín de Porres y San Juan Evangelista (niños y monitores), podrán descubrir la alegría de ser cristianos y de pertenecer a una comunidad más grande. Con el lema “¡ExpresARTE con tu CUERPO!” vamos a ponernos en marcha durante estos días, conviviendo juntos, formando comunidad, aprovechando de la naturaleza y del tiempo libre, etapa tras etapa, para conseguir llegar a la meta: conocer más a Jesús y conocernos mejor entre nosotros. Ya os contaremos a la vuelta… ¡Rezad por nosotros!