Juntarnos para sentirnos FAMILIA

Estrenar nos gusta a todos. Cualquier estreno es sinónimo de novedad, de ilusión, de proyecto. Queremos ser FAMILIA. Familia que se une, que comparte, que celebra, que reza, que adora, que se divierte, que se compromete.

Este es el grandísimo proyecto que empezamos en nuestra Parroquia este curso. Con chicos y chicas sin miedo, valientes, decididos, sin complejos y como muchas ganas de ser cristianos hoy.

¡Hemos trabajado mucho la acogida! Al estilo de Jesús… ahora toca buscar, salir e invitar a muchos más a esta preciosa familia.

¡Dios nos ha bendecido una vez más!

“Con el reloj siempre a vueltas”, así hemos iniciado la Catequesis

Hemos dado comienzo a las actividades propias de la Catequesis en nuestra Parroquia de San Martín de Porres. Han sido unos días preciosos de reencuentro y fiesta en la que Jesús ha salido al encuentro de muchos modos y nos ha sorprendido. Este curso el Señor nos ha bendecido con un montonazo de niños, jóvenes y familias ilusionadas e ilusionantes.

Tanto el pasado domingo, como el lunes (en los diferentes horarios) comenzamos juntos con una dinámica de presentación. Don Diego se disfrazó de “reloj” y caímos en la cuenta de cómo el tiempo marca el ritmo de nuestra vida: horarios, citas, quedadas… El reloj es un signo. Sin embargo, en la esfera de Dios “nunca es tarde”.

Ejemplos los tenemos en el evangelio. Recordamos el caso de Zaqueo: él, en un momento de su vida, se encuentra con Jesús y hace todo lo posible y lo imposible (subirse a un árbol) porque quería ver a Jesús; Jesús se fija en él y le pide que le abra las puertas de su casa. O el caso del apóstol Juan: se acuerda que eran las cuatro de la tarde cuando se encontró con Jesús. Y no digamos nada del buen ladrón: en el momento final se da cuenta de su error y le pide perdón a Jesús por todo. Cada uno tenemos nuestro momento y nuestra historia. También encendimos el cirio pascual, que representa a Jesús resucitado, repartimos las pulseras de este curso y bailamos la canción “Nunca es tarde”.

Asimismo, el domingo asistimos a la Misa de las Familias en la que pudimos hacer el envío de nuestros Catequistas. Tenemos un grupo grande de Catequistas, bien formado y con una trayectoria personal y espiritual asentada; gracias a su disponibilidad es posible también que la fe se siga propagando. A los nuevos y a los que llevan más tiempo les deseamos lo mejor para este nuevo curso. Finalmente, ya en la calle hicimos un gesto precioso: soltar globos al aire con cada una de las horas y recordando cómo y porqué ese número es importante para los cristianos.

¡Bienvenidos a tod@s!

Las Edades del Hombre y el Jubileo como punto de inicio del curso pastoral

El pasado miércoles, 29 de septiembre, los feligreses de nuestra Parroquia San Martín de Porres se acercaron a la Catedral de Burgos con el fin de visitar las Edades del Hombre y ganar la indulgencia plenaria concedida a la Diócesis de Burgos con motivo del octavo centenario de este templo.

Unas cien personas, divididas en cinco grupos visitaron la exposición. Una exposición que intenta explicar el origen y el significado de las catedrales. La exposición tiene, como hilo conductor, a la Virgen María.

En medio de la pandemia que estamos atravesando se nos convocaba también para ganar la indulgencia del Año Jubilar. Como nuestros mayores, también acudimos a los pies del Cristo de Burgos y de Santa María La Mayor, patrona de nuestra Diócesis, que tantas lágrimas han consolado en tiempos de dificultad. Es un momento de gracia: en medio de las dificultades que atravesamos, sentimos la cercanía de nuestro Dios que providentemente guía nuestra historia.

Tras la explicación catequética y la procesión atravesamos la Puerta Santa. Recordando el bautismo nos sentimos “Piedras vivas” del templo de Dios. Hasta allí llevamos nuestros proyectos e ilusiones pastorales, simbolizados en la tierra de nuestro barrio que depositamos. Posteriormente, participamos juntos en la Eucaristía.

¡Damos gracias a Dios! Los santos arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel han abierto con nosotros las puertas de nuestro corazón en este inicio del año pastoral. ¡Nunca es tarde! Ahora nos metemos de lleno en un curso cargado de momentos, personas y acontecimientos, preparando ya el 50° aniversario de nuestra Parroquia.

“El Regalo que me faltaba hace 10 años ya lo tengo: ¡la Comunidad!”

Toda la comunidad cristiana de San Martín de Porres celebramos el pasado viernes, 24 de septiembre, el décimo aniversario de la Ordenación Sacerdotal de don Diego. Fue un momento entrañable de celebración, de acción de gracias a Dios y de encuentro festivo.

Don Diego recibió el presbiterado en nuestra iglesia el día 24 de septiembre del año 2011. Desde entonces sus manos, su corazón y su vida han estado siempre ligados a nosotros. ¡Damos gracias a Dios!

La celebración de la Eucaristía congregó a más de 500 personas que pudieron escuchar una vez más sus palabras. Él reseñaba cómo la vocación es un don inmerecido y una tarea permanente. Alabó a Dios que en este tiempo le había otorgado el don que le faltaba a su sacerdocio: la comunidad. Esa comunidad que durante tantos años, él ha configurado y aumentado. En su homilía, tras hablar de las palabras que en secreto el sacerdote pronuncia en la misa, expresó del deseo de seguir siendo comunidad, más aún familia en el nombre del Señor.

Don Jesús, el párroco, los catequistas, los jóvenes, las familias, los niños, a través de unas cariñosas palabras le desearon muchos más años de ministerio entregado y fructífero.Toda la comunidad le otorgó un pequeño obsequio: un ordenador.

Finalmente, pudimos compartir un aperitivo juntos, aprovechando que la situación sanitaria ha mejorado.

Una tarde festiva para felicitarnos porque Dios sigue estando grande con nosotros. ¡Felicidades don Diego!

Una nueva Cruz en la Parroquia

Hoy celebramos la Exaltación de la Santa Cruz. Esta imagen del crucificado ha sido donada por la Cofradía “El Prendimiento” y nos remite a estos tiempos de pandemia, concretamente a la Semana Santa 2020-2021.

Esta tarde, a las 20:30, será bendecida. ¡Tu cruz adoramos, Señor!

Peregrinación a Andalucía “Echando Raíces”

Hoy hemos comenzado la Peregrinación a Andalucía 2021: “Echando Raíces”. Muy temprano hemos celebrado la misa en nuestra parroquia para ponernos en camino hasta las tierras sevillanas. ¡Qué calor!

Don Diego nos ha hablado brevemente del sentido que tiene peregrinar: dejar el lugar de origen, distanciarse de lo habitual, para encontrarse con Dios, con los demás y con uno mismo. A veces, ese sacrificarse y sufrir un poco, cuesta.

Al llegar a Sevilla hemos peregrinando. Catedral, santuarios, basílicas… recorriendo los lugares emblemáticos e inmortalizado estos momentos. ¡Qué belleza y qué fe la de estos hombres y mujeres que admiran las tallas de la Semana Santa!

Echar raíces es profundizar, darse cuenta de cómo otros han profundizado y han expresado lo que dentro llevaban. Ahora nos toca a nosotros y, ¿cómo expresar todo lo interior?

PRIMER DÍA: ¡¡IMPRESIONANTE!!

Continuamos por tierras andaluzas, con nuestra peregrinación “Echando Raíces”. En esta ocasión, nos hemos desplazado hasta El Rocío. Después del madrugón y tras ver el amanecer, hemos visitado el Parque Nacional de Doñana. ¡Una maravilla natural! Un montón de especies han salido a nuestro encuentro, has una pequeña cría del lince ibérico. Árboles, marismas, aves… ¡Loado seas, mi Señor! Nos ha llamado la atención “el eucalipto”: es un árbol con unas raíces muy profundas y que, si es talado, hace lo posible por volver a crecer, porque su fuerza radica en lo profundo. ¡Una imagen preciosa de lo queremos conseguir estos días!

Ya en El Rocío hemos visitado el santuario. Era una sensación un poco rara: en la casa sin la Madre. Y es que la Virgen se encuentra desde antes de la pandemia en Almonte, ¡y a buscarla hemos ido! Venir a El Rocío y no ver a la Madre, es como ir a Burgos y no entrar a la catedral. A ella le hemos orado y cantado ¡con un olé! Don Diego nos ha insistido en la misa en ese conocimiento que la madre tiene siempre de los amigos de su hijo. En la casa de María todos nos sentimos en “el hogar”.Tras una mañana intensa, tocaba tarde de chapuzón en la playa de Matalascañas. ¡Diversión, encuentro y amistad!”Echar raíces” es profundizar y estar atentos a los primero brotes, a lo que aparece y emerge de nuevo en nuestra vida.

SEGUNDO DÍA: ¡¡INTENSO!!

Seguimos con nuestro itinerario en la peregrinación “Echando Raíces”. Hemos estado de cumpleaños. En este 8 de septiembre, felicitamos a María.Muy cerquita de donde nos albergamos está la Parroquia de San Lucas Evangelista. Es una parroquia nueva (40 años), con mucha vida en su interior. Hemos conocido un poco cómo viven la fe en estas tierras sevillanas, las cofradías, los grupos, cáritas… Ante la imagen de la Virgen de la Caridad hemos querido comenzar el día. La fe siempre arraiga donde se la recibe.

Posteriormente, nos hemos acercado al parque temático Isla Mágica y Agua Mágica. Allí hemos soportado bajo el agua las altas temperaturas. ¡Diversión, convivencia y ganas de pasarlo bien juntos!

“Echar raíces” es darse cuenta que vivimos en familia, que nos necesitamos entre todos. Sin duda, ahora Sevilla se nos ha grabado más en el corazón.

TERCER DÍA: ¡¡ILUSIONANTE!!

Ya nos queda muy poquito de la peregrinación “Echando Raíces”. El tiempo pasa muy rápido y pronto regresamos a Burgos.

Hoy el día ha ido de catedrales. La Catedral es el sitio donde está la cátedra, donde el Obispo se dirige al pueblo. Es la iglesia madre de una Diócesis. En la de Sevilla hemos celebrado la misa, con ese mensaje de “amar a los enemigos”: la hemos admirado por dentro y por fuera. En la Giralda hemos disfrutado de las alturas y de una ciudad bellísima siempre. Esta Catedral dedicada a Ntra. Sra. de los Reyes. Por la tarde hemos llegado a Córdoba. La Catedral nos ha puesto ante ese choque de culturas de tantos siglos. En la Catedral-Mezquita nos hemos quedado admirados de tanta belleza junta. Lo más bonito es que cada catedral es un resultado de muchas manos, de mucho trabajo, de muchas personas que viven su fe y su piedad.

“Echar raíces” es aportar lo que uno tiene, lo que cada uno es, y seguir construyendo juntos.Estamos agradecidos por tantas muestras de generosidad hoy. Hemos sido los primeros del día en entrar a la catedral de Sevilla. Hemos escuchado muy a gusto el gran órgano barroco que tiene. Ya en Córdoba, gratuitamente hemos visitado el monumento. ¡Mucha gente ha pensado y piensa en nosotros! Gracias a todos, gracias a esta comunidad que pone en nosotros su esperanza.

CUARTO DÍA: ¡¡FESTIVO!!

Hoy ya nos toca concluir la peregrinación “Echando Raíces”. Todo acaba y todo queda. En este día nos hemos acercado hasta Montilla y hemos conocido mejor la figura de San Juan de Ávila, maestro de santos. Ante su sepulcro hemos orado y hemos aprendido lo que significa permanecer a la escucha de Jesús.

Tras visitar su casa y orar en sus aposentos hemos partido para Burgos, con el corazón lleno de amistad y buenas vibraciones.

“Echar raíces” es contemplar también a los mejores hijos de la Iglesia, imitarlos en sus virtudes. El año que viene, repetimos.

QUINTO DÍA: ¡¡AGRADECIDOS!!

Peregrinación a las Edades del Hombre de Burgos. (29-9-2021)

Las Edades del Hombre de Burgos intentan explicar el origen y el significado de las catedrales con la exposición de 120 obras de arte sacro procedentes de cuarenta de catedrales del país, 26 de ellas de la Seo burgalesa, que participan con la cesión de sus obras como homenaje al VIII Centenario del templo, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

La vigésimo quinta edición de la exposición de Las Edades del Hombre ‘Lux’, enmarcada en la celebración del Año Santo Jacobeo 2021 y el VIII Centenario de la Catedral de Burgos se extiende en los dos claustros de la Catedral: el Alto (en las capillas del Corpus Christi, Sala Capitular y Sata Catalina) y el Bajo (en la sala del beato ‘Valentín Palencia’), con la finalidad de que la capital castellana sea «el centro de la fe, el arte y la cultura».

La exposición, con el hilo conductor de la Virgen María, se inicia en Burgos y recorre las iglesias de Santiago y Santa María del Camino en Carrión de los Condes y el santuario de La Peregrina y la iglesia de San Tirso en Sahagún hasta finales de diciembre, antes de dar el relevo a una nueva exposición ya anunciada para 2022 en Plasencia (Cáceres).

Desde nuestra parroquia os invitamos a ver esta exposición en la sede de Burgos el próximo día 29 de septiembre, miércoles, a las 17:00h. Es preciso inscribirse en la Parroquia para poder así hacer los grupos y concertar el guía de la exposición. Podéis pasaros por el Despacho parroquial para inscribiros en la visita. El precio es de 6,5€ por persona. Posteriormente, pasaremos a ganar el Jubileo en la Catedral.

Peregrinación Parroquial a la Catedral de Burgos para ganar el Jubileo. (29-9-2021)

En medio de la pandemia que estamos atravesando se nos convoca para un Año Jubilar. Como nuestros mayores, también acudimos a los pies del Cristo de Burgos y de Santa María La Mayor, patrona de nuestra Diócesis, que tantas lágrimas han consolado en tiempos de dificultad. Es un momento de gracia: en medio de las dificultades que atravesamos, sentimos la cercanía de nuestro Dios que providentemente guía nuestra historia. A ellos acudimos para que nos sigan protegiendo y dando el vigor necesario para ser discípulos misioneros.

Partimos de que el jubileo es una experiencia profundamente humana. “En la vida de cada persona los jubileos hacen referencia normalmente al día de nacimiento” (TMA 25), aunque también se celebran otros acontecimientos importantes en la vida de las personas (aniversario de boda, sacerdocio o profesión…). Para las personas y las comunidades que celebran estos aniversarios se trata de momentos importantes que marcan sus vidas. Desde el punto de vista creyente podemos decir que se convierten en auténticos “años de gracia”.

En el Antiguo Testamento están presentes muchas referencias que nos hablan de que “el jubileo era un tiempo dedicado de modo particular a Dios”. Con una cadencia de siete años (año sabático) y cincuenta años (año jubilar) una de las consecuencias más significativas del mismo “era la emancipación de todos los habitantes necesitados de liberación” (TMA 12). De esa manera se hacía memoria y se recuperaba la intención del acto creador de Dios que nos convoca a la fraternidad universal, al destino universal de los bienes, a la belleza e integridad de la creación…

Paradigma de ese año de gracia particular es el pasaje que se recoge en el Nuevo Testamento: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, ya los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor” (Lc 4, 16-30). “Todos los jubileos se refieren a este tiempo y aluden a la misión mesiánica de Cristo venido como consagrado con la unción del Espíritu Santo, como enviado por el Padre. Es Él quien anuncia la buena noticia a los pobres. El jubileo, año de gracia del Señor, es una característica de la actividad de Jesús y no sólo la definición cronológica de un cierto aniversario” (TMA 11).

Desde nuestra parroquia os invitamos a celebrar juntos este Jubileo. Lo haremos el próximo día 29 de septiembre, miércoles. Comenzaremos a las 18:30h. recorriendo el itinerario jubilar propuesto; a continuación, a las 19:00h., cruzaremos la Puerta Santa y finalmente, a las 19:30h., participaremos en la Eucaristía Jubilar en la Catedral.

¡¡Os esperamos!!