Todo lo bueno se acaba

Y, como siempre, las cosas buenas pasan. Hoy ha sido nuestro último día en la Ciudad Eterna; lo hemos aprovechado mucho. Nos hemos montado en un autobús turístico para volver a recorrer todos los lugares visitados y no visitados, respirando el aire puro imperial.

Hemos tenido la posibilidad de comprar nuestros pequeños recuerdos para nuestras familias y amigos. Hasta hemos grabado una impresión para ponerla en el vídeo conmemorativo. Todo ello con piscina y partidillo de fútbol.

En este día de nuestra peregrinación hemos contemplado a la Iglesia como Cuerpo de Cristo, en el que Él es la Cabeza y nosotros los miembros. Todos somos necesarios en esta barca, pero nadie imprescindible.

Ahora toca descansar y mañana ¡el gran día! Participaremos en la Audiencia con el Santo Padre y por la tarde ya estaremos en Burgos, con ganas de daros un fuerte abrazo. ¡Satisfechos y agradecidos!

Anuncios

Ante las tumbas de San Pedro y San Pablo

Nuestra meta de hoy era alcanzar las tumbas de San Pedro y San Pablo ¡y lo hemos logrado! Ha sido un día intenso de peregrinación tras las huellas de unos gigantes en el cristianismo. Por la mañana hemos estado en la Basílica de San Pedro, subiendo a la cúpula, contemplando las maravillosas vistas de Roma y los jardines vaticanos. Nos hemos quedado anonadados con la belleza y la grandiosidad de los Museos Vaticanos y de la Capilla Sixtina.

Por la tarde hemos estado en San Juan de Letrán y en San Pablo Extramuros. Bonito ha sido el acto de ascenso por la Scala Santa y venerar la reliquia de la cruz.

Tres platos fuertes en una peregrinación que está ya en su momento álgido. Seguid teniéndonos muy presentes. Pronto estaremos con vosotros.

Un día muy completo

¡Qué días tan bonitos estamos pasando! Tras el madrugón de hoy, un poco más cansados. Muy prontito ya estábamos en el Vaticano, celebrando la misa en la cripta, en una de las capillas. Nos tocaba contemplar a la Iglesia apostólica, la que se fundamenta en aquellos que fueron testigos de las palabras y obras de Jesús; entre ellos el apóstol San Pedro.

Hemos recorrido las principales plazas de Roma: la plaza de la República, la plaza Venecia, la plaza del Popolo, pudiendo visitar un montón de basílicas con sus peculiaridades… en una hemos disfrutado de un concierto de órgano; la basílica de Santa María la Mayor; en la de Santa María de la Victoria el maravilloso éxtasis de Santa Teresa de Bernini; en la de San Pedro ad Víncula el gran Moisés de Miguel Ángel; en la de San Ignacio una techumbre que nos confundía por su belleza.

Además, empapándonos de la cultura italiana (ya nos salen las primeras palabras), la pasta, la pizza, los helados, toques de balón, compras de la Roma… incluso hoy un bañito en la piscina. ¿Qué más pedir? Que sigáis teniéndonos muy presentes. Desde aquí os encomendamos.

Entre lo antiguo y lo nuevo

Sin duda, otro día más pateando Roma. En esta ocasión disfrutando de una de las maravillas, el Coliseo, del que nos hemos podido dar cuenta de su grandeza e importancia. También hemos recorrido el Foro y el Palatino, pudiendo gozar de unas vistas espectaculares. Roma está llena de lugares preciosos: la columna de Trajano, el monumento a Vittorio Enmanuelle, el Circo Máximo.

Hoy en nuestro itinerario de peregrinación nos hemos acercado hasta los primeros cristianos, visitando y celebrando la misa en las Catacumbas de San Calixto; muchos, miles que murieron por defender su fe, con la sencillez de su vida. Testigos ocultos, muchos de ellos, de la grandeza de Dios.

Finalmente, hemos visitado el Estadio Olímpico de Roma, sorprendiéndonos gratamente con un espectáculo ecuestre.

Cansados y satisfechos concluimos este segundo día juntos.

Comenzamos nuestra peregrinación a Roma

Ya estamos de vuelta de nuestra Peregrinación a la Ciudad Eterna. Durante estos próximos días os iremos relatando todo lo que ha dado de sí. Esperemos que os guste y que sea una forma de pedir a Dios para que podamos sacar todo el fruto de lo vivido allí. ¡Gracias!

*****************

Ya estamos en Roma. Hemos comenzado unos días intensos de peregrinación tras los pasos de los apóstoles Pedro y Pablo. Tras la bendición del peregrino en Burgos y despedir a las familias hemos cogido el avión. En el viaje iba amaneciendo aún más hasta encontrarnos con esta ciudad eterna. Hoy hemos visitado Plaza de San Pedro, una vista espectacular desde el Gianicolo, el Trastévere, el Campo di Fiori, la piazza Navona, el Panteón, la fontana de Trevi y la plaza de España. Un día intenso que hemos culminado con la celebración de la Eucaristía juntos, y aún así tiempo para dar unos pelotazos al balón.

Hemos aprendido a peregrinar, a cansarnos y a dar gracias por ello; a poder valorar siempre lo nuevo y lo antiguo, a raíz del evangelio de este día. El buen ambiente reina.

 

 

¿Y en agosto qué? ¡A la piscina!

Agosto sigue siendo un mes para descansar, desconectar y encontrarse. Nosotros hemos querido que así sea también. Hoy nos hemos ido a la piscina.

No ha sido el mejor día para ir a la piscina, porque ha llovido bastante, pero nos hemos podido dar un pequeño chapuzón. Estos chicos han podido rememorar momentos entrañables del Campamento, del verano en sus pueblos y con sus familias, y de las ilusiones venideras… y como piscina poco, pues un plan alternativo: juegos, dinámicas y una partida a los bolos.

El Campamento une mucho. Hace que sigamos unidos en el tiempo; una “gran familia” que dura todo el año. ¡No perdáis nunca la sonrisa! 😁

Revisar para mejorar “Castrillo de la Vega 2019”

Transcurridos unos días desde la finalización del Campamento de Verano en Castrillo de la Vega, los monitores y cocineras nos hemos vuelto a juntar para revisar lo que fueron esos días.

Tras leer la revisión que hicieron nuestros acampados, pudimos ir poco a poco valorando cada día, con sus objetivos y fines. Creemos que revisar siempre ayuda a crecer como grupo y como personas. Conscientes de que no todo se ha logrado, pero sí con la satisfacción del trabajo bien hecho.

También pudimos compartir una cena, tener un rato de recuerdos y vivencias. Nos hizo mucha ilusión el obsequio que nos hizo el coordinador: un maniquí de madera. Seguramente lo pondremos muy cerca, en nuestras estanterías, para recordarnos a lo largo del año lo vivido juntos.

Esperamos que el próximo sea mejor. Todo por vosotros y para vosotros: nuestros chicos y chicas del Camoamento, nuestra familia cada mes de julio.

Ya estamos pensando en el siguiente… el Campamento del año 2020. ¡Qué redondo suena! 😁

Cumpleaños FELIZ, FELIZ, FELIZ

En el día de ayer, Don Diego celebró su cumpleaños en la Parroquia. Tras un día de muchas felicitaciones, la tarde aguardaba provechosa. Completamente engañado, Don Diego se sorprendió ante la fiesta que le esperaba. Mucho cariño por parte de los catequistas y jóvenes de la parroquia. Emocionado, pudo dirigirles unas palabras de reconocimiento y gratitud; muchas historias vividas y muchos momentos compartidos con esta porción del pueblo de Dios encomendada. ¡Gracias a todos!