Confirmaciones 2019

El pasado viernes, 1 de febrero, un grupo de adolescentes de nuestra Parroquia recibió el Sacramento de la Confirmación. Con este Sacramento, los cristianos manifestamos una mayor adhesión a la fe y un compromiso mayor con la vida y la misión de la Iglesia.

Don Ramón del Hoyo López, obispo emérito de Jaén, fue el encargado de presidir la celebración que contó con una multitudinaria presencia de fieles. En su encuentro con las familias y en la celebración destacó el protagonismo del Espíritu Santo, como el gran regalo que Jesús nos ha dejado a su Iglesia.

En su homilía, Don Ramón, comparó a cada cristiano como una barca en medio del mar del mundo; “esa barca va siempre a la deriva si no cuenta con un apoyo. Se necesitan remos para marcar la dirección y se necesita una vela para coger velocidad. El espíritu es como esa vela en la vida de cada cristiano. Los confirmados son en el mundo los que se fían de que los planes de Dios siempre acaban bien.”

Toda nuestra comunidad cristiana se ha alegrado con las familias de estos chicos y chicas. Ahora comienza una nueva época de vivir siendo “testigos” valientes del Evangelio. Lo más interesante no es lo vivido hasta ahora, sino lo que viviremos a partir de este momento. ¡Felicidades!

Anuncios

El mundo en nuestras manos

El Papa Francisco dijo el pasado domingo en la Misa con los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá:

“Ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro. Nos gusta decir que son el futuro, no. Son el presente, ustedes jóvenes son el ahora de Dios. Él los convoca y los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó. No mañana, ahora, porque allí, ahora, donde esté su tesoro allí estará también su corazón (cf. Mt 6, 21)”.

Vivimos en el mundo sin ser del mundo. Así podemos resumir lo que estará semana hemos profundizado en el Grupo de Vida. Un mundo que está en nuestras manos y que estamos llamados a transformar desde el compromiso con la justicia, la libertad y el bien común de sus miembros. Un mundo que necesita parecerse al Reino de Dios que Jesús ha inaugurado.

A través de diversas noticias de actualidad hemos dado una respuesta cristiana a muchos problemas y situaciones adversas que suceden; alegrándonos también de lo bueno que encontramos a nuestro alrededor.

Como decía uno de los miembros del grupo: “soy la pieza de un puzzles que se necesita para completarlo”. Eso queremos ser: testigos de la Buena Noticia que hoy más que nunca el mundo necesita oír, escuchar y seguir.

“El Espíritu de Dios está sobre mí”

Escuchábamos ayer en el Evangelio cómo Jesús se presenta en la sinagoga de su pueblo y es el encargado de hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y en el pasaje se leía: “El Espíritu del Señor está sobre mí porque él me ha ungido”.

Veíamos que el Espíritu es el GPS de nuestra vida, porque nos permite recorrer el camino, entender cuál es la meta y saber dónde nos encontramos. Y todos tenemos este GPS que nos ayuda a darnos cuenta dónde se nos necesita a los cristianos.

Al finalizar la misa los niños nos ayudaron con una canción a entender mejor cómo Dios nos ama y y cómo podemos transmitir ese amor, que es el motor de todo lo que hacemos, a otros.

No sé nos pide esperar a que el futuro llegue. Hemos de trabajar en el “hoy”, en el presente, que es tiempo de gracias, kairós, donde Dios hace nuevas todas las cosas.

Unidos a los jóvenes del mundo en la JMJ de Panamá

Cerca de 140 adolescentes de una decena de parroquias participaron, el pasado viernes 25 de enero, en la «noche alternativa», una iniciativa de ocio, convivencia y oración que promueve cada año la delegación diocesana de Infancia y Juventud, esta vez en sintonía con la Jornada Mundial de la Juventud que se ha desarrollado durante esta semana en Panamá. La parroquia de San Gil de Burgos fue la anfitriona del evento. De nuestra Parroquia de San Martín de Porres participaron más de una treintena de jóvenes.

Bajo el lema «Lleno de emociones», la noche contó con varias actividades que proponían a los participantes descubrir los sentimientos y emociones que albergan en sus corazones. Entre los actos destacó la puesta en marcha de un escape room: un juego para intentar sacar de una historia las emociones, los sentimientos, hasta conseguir abrir la habitación de nuestro interior, que a veces está cerrada con tantas llaves que nos bloquean las emociones.

Junto a la dinámica, sobresalió también un momento de oración en la capilla del Santo Cristo de la Catedral, a la que se sumaron varios jóvenes, así como el arzobispo, don Fidel Herráez, quien animó a los presentes a buscar ser felices pues, les dijo, «si no queréis ser felices tenéis un grave problema».

Un recorrido por las últimas Jornadas Mundiales de la Juventud sirvió a los adolescentes para llenar su mochila de las emociones que suscita en ellos ser seguidores de Cristo y miembros de la Iglesia.

Ahora ya a preparar Lisboa 2022, ¿quién se anima? El Papa nos convoca, la Iglesia nos anima, Jesús nos espera. ¡Allí estaremos!

Ecumenismo en Burgos… ¡Sí!

“En el ecumenismo nadie pierde, todos ganan”. Desde este y otros planteamientos, el Vicario de Pastoral de la Diócesis de Burgos, don José Luis Lastra, ha mostrado que es más aquello que nos une, que lo que nos separa; todo esto desde la cercanía y pedagogía con la que ha impartido la charla titulada “Ecumenismo y diálogo, una oportunidad en Burgos”, y que ha pronunciado en la tarde-noche de hoy en nuestra Parroquia. Es una actividad que se engloba dentro del Octavario por la Unidad de los Cristianos, que estamos celebrando.

Desde el capítulo 16 del Deuteronomio, ha interpelado a todos los que allí se encontraban a recordar que un día todos fueron esclavos en Egipto, y así les ha introducido en la necesaria unidad a través de la justicia. Desde el ecumenismo de todos los cristianos al diálogo interreligioso de todos los creyentes.

Igualmente ha hecho un breve repaso a las distintas confesiones en nuestra ciudad de Burgos, desde la Iglesia de Filadelfia, Evangélicos, Testigos de Jehová, Mormones, etc., hasta nuestros días con un bonito titular que aparecía en el Diario de Burgos: “Todos los nombres de Dios”, buscando la unidad de la humanidad para llevar la paz; y, para ello, es necesario “conocer”para encontrarse.

Al finalizar, el diálogo también ha sido muy enriquecedor. El interés que sigue suscitando el ecumenismo hoy en los fieles es grande y, por eso, gestos como este nos ayudan a acercarnos entre todos, a romper barreras que a veces nos hemos construido.

Marta Obregón, más cerca de los altares

El próximo 12 de febrero, la causa de beatificación de Marta Obregón Rodríguez ya estará en Roma. Según el juramento prestado delante del arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, será el postulador diocesano del proceso, Saturnino López Santidrián, quien entregue en el Vaticano la numerosa documentación que se ha recopilado durante la instrucción del proceso en Burgos y que, en la tarde de ayer, se ha custodiado en tres cajas que se han sellado y lacrado en un solemne acto jurídico que se ha desarrollado en la capilla de la Facultad de Teología justo cuando se cumplen 27 años del asesinato de la joven a manos de Pedro Luis Gallego, conocido como el «violador del ascensor».

Una vez entregados los documentos en la Ciudad Eterna, se abrirá un nuevo proceso canónico en el que actuará como postuladora la doctora Silvia Correale, quien ya intervino en la causa de los beatos burgaleses Valentín Palencia y compañeros mártires. En total se presentan en Roma más de 800 folios, algunos con hasta seis firmas y sellos y todos ellos autentificados por notario. El material recogido consta de varios tipos de documentos. En primer lugar destacan 24 escritos jurídicos, como escritos de los obispos sufragáneos o informes de los peritos historiadores y teólogos. Junto a ellos, se suman los 97 escritos de la prueba documental, entre otros, su partida de nacimiento, bautismo y confirmación, notas académicas, inscripción de defunción, informe de los médicos forenses, la sentencia judicial, documentación periodística sobre su asesinato… Por último, en las cajas se ha incluido también la prueba testifical, que recoge la declaración de 50 testigos que aportan su opinión sobre la fama de santidad de Marta.

Fuente y fotografía: archiburgos.es

En Caná los discípulos comenzaron a creer

No creemos porque hayamos visto milagros, pero los milagros nos ayudan a creer.

Ayer, domingo de las Bodas de Caná, pudimos disfrutar de uno de los “signos” prodigiosos más bonitos de Jesús: donde vemos la intercesión maternal de María, la colaboración del hombre (que cumple con su misión de llenar las tinajas de agua) y la necesidad de la conversión en el vino de la alegría nuestras vidas adormecidas. Con Jesús siempre nace y renace la alegría. Con Jesús la vida es de un color diferente, porque la vemos con otros ojos.

Este domingo, además, hemos presentado a los chicos y chicas que recibirán el Sacramento de la Confirmación el próximo día 1 de febrero. Te damos con ellos y por ellos; que sean luz para iluminar los caminos del mundo.

“Yo oro contigo y por ti”

¡Cuántas veces nos hemos cuestionado cómo orar o qué hacer para ser escuchados por Dios! Sin duda, esta puede ser la dificultad que podamos tener para dirigirnos a Dios: no escuchar, no sentir, no ser correspondidos.

En nuestro Grupo de Vida pudimos profundizar en todo lo que significa la ORACIÓN en la vida del cristianos. La oración es el dinamismo en que el cristiano se siente amado por de Dios, que precede y acompaña, y al que uno puede amar. Además, nadie puede amar a Dios, a quién no ve, si no ama al hermano que tiene al lado, al que ve. La oración cambia la vida; puede ser que hagamos siempre las mismas cosas, pero con la consciencia del porqué hacerlas ya no son de la misma manera.

Todo lo que hacemos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos puede ser oración, cuando descubro que Dios está a mi lado acompañando mi vida.

Al finalizar la reunión de grupo pudimos intercambiarnos una imagen de Jesús con un aspecto concreto escrito por la parte de atrás que vamos a intentar cultivar hasta nuestra próxima reunión.

Hay una estrella iluminando el cielo

Las estrellas brillan con luz propia, nunca deslumbran y siempre orientan. Las estrellas no aparecen nunca solas; donde hay una estrella siempre hay más a su alrededor. Las estrellas están arriba, lejos de nosotros, pero también las hay cerca, a nuestro lado.

El pasado sábado, en el VOLUNTARIADO, quisimos ser, por un día, una gran constelación. Así guiados por esta reflexión profunda (ser luz, guía y señal) pudimos servir a los que nos encontramos en el camino.

Recibidos en el nuevo año recién estrenado por la madre Adelina, superiora de las Angelicas de Burgos, dimos nuestro tiempo a quienes nos necesitan. Ya en la Parroquia compartimos la cena, las risas, nuestros quehaceres y proyectos.

Una estrella fue un signo para los Magos de Oriente. Una estrella es signo en el mundo. ¡Qué importante es, chicas, que queráis alumbrar con luz propia!

Descalzarse para tocar la tierra

Tras las navidades hemos regresado con energías renovadas. Reunirnos en el CENÁCULO es una experiencia única y muy positiva porque consiste en seguir haciendo un camino juntos. En esta ocasión pudimos ver cómo Jesús invitó a sus discípulos a utilizar los pies en el anuncio del evangelio.

Los pies hacen que cada persona pueda desplazarse y moverse de un sitio a otro; los pies son signo de dinamismo… Nos permiten ir al instituto y realizar cualquier actividad.
Muchas veces protegemos nuestros pies con calzado especial, porque los pies son una parte fuerte del cuerpo (soportan todo el peso) pero muy frágil a la vez (enseguida pueden verse dañados o heridos).

Moisés, al ver la zarza, que ardía sin consumirse, escucha estas palabras: “Descálzate, porque la tierra que pisas es sagrada”; es más, Jesús invita a sus amigos a descalzarse para el lavatorio de pies, o a sacudirse el polvo de los pies cuando sean rechazados en un lugar. Pero, aún así, los pies de Jesús, que habían recorrido muchos lugares, son centro de atención en la cruz (porque son clavados) y en la resurrección: “Mirad mis manos y mis pies; soy yo en persona”.

El pasado viernes pudimos experimentar esta misma humildad de Jesús. Don Diego nos lavó los pies, nos los secó con una toalla, y nos los besó, y sentimos el gozo de experimentar que somos importantes para Dios, el cual nos invita a descalzarnos en su presencia.

Ser discípulo se ser amigo, ser querido, ser servido.