Juntarnos para sentirnos FAMILIA

Estrenar nos gusta a todos. Cualquier estreno es sinónimo de novedad, de ilusión, de proyecto. Queremos ser FAMILIA. Familia que se une, que comparte, que celebra, que reza, que adora, que se divierte, que se compromete.

Este es el grandísimo proyecto que empezamos en nuestra Parroquia este curso. Con chicos y chicas sin miedo, valientes, decididos, sin complejos y como muchas ganas de ser cristianos hoy.

¡Hemos trabajado mucho la acogida! Al estilo de Jesús… ahora toca buscar, salir e invitar a muchos más a esta preciosa familia.

¡Dios nos ha bendecido una vez más!

Como el hogar de una gran familia

“¡Queremos que hagas lo que te vamos a pedir!” Esta fue la demanda de los Zebedeos a Jesús el domingo pasado. “Queremos, exigimos, haznos…” son palabras que manifiestan la ambición del corazón humano apegado al poder y al poseer. Sin embargo, Jesús, desde la experiencia de su vida, les pregunta: “¿Sois capaces de entregar la vida?”

La cuestión es si estaban o no dispuestos para el servicio. Nosotros en la parroquia lo hemos vivido a lo grande. El templo se nos quedaba pequeño ante la cantidad de familias reunidas. Y en el centro sillas, de todos los tipos, unas más económicas y otras menos, unas más cómodas y otras menos, ¿dónde sentarse?

La decisión es nuestra. Pero Jesús nos indica el camino. Él no ha venido a conquistar el primer estrato del pódium; Él ha venido para mostrarnos que lo importante es subir poco a poco, conocerle más, y aprender de él.

Un gesto precioso fue el de alzar las manos en el padrenuestro y ponernos todos ante Dios para que Él nos muestre el camino.

¡Nunca es tarde! ¡Sigamos construyendo la familia!

“Con el reloj siempre a vueltas”, así hemos iniciado la Catequesis

Hemos dado comienzo a las actividades propias de la Catequesis en nuestra Parroquia de San Martín de Porres. Han sido unos días preciosos de reencuentro y fiesta en la que Jesús ha salido al encuentro de muchos modos y nos ha sorprendido. Este curso el Señor nos ha bendecido con un montonazo de niños, jóvenes y familias ilusionadas e ilusionantes.

Tanto el pasado domingo, como el lunes (en los diferentes horarios) comenzamos juntos con una dinámica de presentación. Don Diego se disfrazó de “reloj” y caímos en la cuenta de cómo el tiempo marca el ritmo de nuestra vida: horarios, citas, quedadas… El reloj es un signo. Sin embargo, en la esfera de Dios “nunca es tarde”.

Ejemplos los tenemos en el evangelio. Recordamos el caso de Zaqueo: él, en un momento de su vida, se encuentra con Jesús y hace todo lo posible y lo imposible (subirse a un árbol) porque quería ver a Jesús; Jesús se fija en él y le pide que le abra las puertas de su casa. O el caso del apóstol Juan: se acuerda que eran las cuatro de la tarde cuando se encontró con Jesús. Y no digamos nada del buen ladrón: en el momento final se da cuenta de su error y le pide perdón a Jesús por todo. Cada uno tenemos nuestro momento y nuestra historia. También encendimos el cirio pascual, que representa a Jesús resucitado, repartimos las pulseras de este curso y bailamos la canción “Nunca es tarde”.

Asimismo, el domingo asistimos a la Misa de las Familias en la que pudimos hacer el envío de nuestros Catequistas. Tenemos un grupo grande de Catequistas, bien formado y con una trayectoria personal y espiritual asentada; gracias a su disponibilidad es posible también que la fe se siga propagando. A los nuevos y a los que llevan más tiempo les deseamos lo mejor para este nuevo curso. Finalmente, ya en la calle hicimos un gesto precioso: soltar globos al aire con cada una de las horas y recordando cómo y porqué ese número es importante para los cristianos.

¡Bienvenidos a tod@s!

Las Edades del Hombre y el Jubileo como punto de inicio del curso pastoral

El pasado miércoles, 29 de septiembre, los feligreses de nuestra Parroquia San Martín de Porres se acercaron a la Catedral de Burgos con el fin de visitar las Edades del Hombre y ganar la indulgencia plenaria concedida a la Diócesis de Burgos con motivo del octavo centenario de este templo.

Unas cien personas, divididas en cinco grupos visitaron la exposición. Una exposición que intenta explicar el origen y el significado de las catedrales. La exposición tiene, como hilo conductor, a la Virgen María.

En medio de la pandemia que estamos atravesando se nos convocaba también para ganar la indulgencia del Año Jubilar. Como nuestros mayores, también acudimos a los pies del Cristo de Burgos y de Santa María La Mayor, patrona de nuestra Diócesis, que tantas lágrimas han consolado en tiempos de dificultad. Es un momento de gracia: en medio de las dificultades que atravesamos, sentimos la cercanía de nuestro Dios que providentemente guía nuestra historia.

Tras la explicación catequética y la procesión atravesamos la Puerta Santa. Recordando el bautismo nos sentimos “Piedras vivas” del templo de Dios. Hasta allí llevamos nuestros proyectos e ilusiones pastorales, simbolizados en la tierra de nuestro barrio que depositamos. Posteriormente, participamos juntos en la Eucaristía.

¡Damos gracias a Dios! Los santos arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel han abierto con nosotros las puertas de nuestro corazón en este inicio del año pastoral. ¡Nunca es tarde! Ahora nos metemos de lleno en un curso cargado de momentos, personas y acontecimientos, preparando ya el 50° aniversario de nuestra Parroquia.

Comenzamos un nuevo curso de Catequesis Parroquial

¡Ya llega el momento!

Este domingo, 3 de octubre, comenzamos la Catequesis. Damos inicio a una experiencia de encuentro y amistad con Jesús y los demás que nos llevará a conocerle más y a reconocerle en la Iglesia.

Domingos: cate a las 10:30. Lunes: cate a las 17:00 y a las 18:30. ¡Somos un montón de familias convocadas! Gracias por elegirnos. Estamos muy orgullosos de ayudaros a todos.

Además, este domingo ya comenzamos la MISA DE FAMILIAS a las 11:30; asistiremos al envío de los catequistas.

¡¡Estad preparados para las sorpresas!!

“El Regalo que me faltaba hace 10 años ya lo tengo: ¡la Comunidad!”

Toda la comunidad cristiana de San Martín de Porres celebramos el pasado viernes, 24 de septiembre, el décimo aniversario de la Ordenación Sacerdotal de don Diego. Fue un momento entrañable de celebración, de acción de gracias a Dios y de encuentro festivo.

Don Diego recibió el presbiterado en nuestra iglesia el día 24 de septiembre del año 2011. Desde entonces sus manos, su corazón y su vida han estado siempre ligados a nosotros. ¡Damos gracias a Dios!

La celebración de la Eucaristía congregó a más de 500 personas que pudieron escuchar una vez más sus palabras. Él reseñaba cómo la vocación es un don inmerecido y una tarea permanente. Alabó a Dios que en este tiempo le había otorgado el don que le faltaba a su sacerdocio: la comunidad. Esa comunidad que durante tantos años, él ha configurado y aumentado. En su homilía, tras hablar de las palabras que en secreto el sacerdote pronuncia en la misa, expresó del deseo de seguir siendo comunidad, más aún familia en el nombre del Señor.

Don Jesús, el párroco, los catequistas, los jóvenes, las familias, los niños, a través de unas cariñosas palabras le desearon muchos más años de ministerio entregado y fructífero.Toda la comunidad le otorgó un pequeño obsequio: un ordenador.

Finalmente, pudimos compartir un aperitivo juntos, aprovechando que la situación sanitaria ha mejorado.

Una tarde festiva para felicitarnos porque Dios sigue estando grande con nosotros. ¡Felicidades don Diego!

10º Aniversario de la Ordenación Sacerdotal

¡Ya llega el día!

Con alegría y agradecimiento queremos comunicaros que el próximo viernes, 24 de septiembre, se cumplen diez años de la ordenación sacerdotal de don Diego.

Quedáis invitad@s a celebrar esta fiesta con toda la comunidad parroquial, en el mismo lugar donde fue ordenado. Tendremos la celebración de la Eucaristía, por la tarde, a las 20:30 y a continuación podremos compartir juntos un aperitivo.

Os esperamos con mucha ilusión.

Una nueva Cruz en la Parroquia

Hoy celebramos la Exaltación de la Santa Cruz. Esta imagen del crucificado ha sido donada por la Cofradía “El Prendimiento” y nos remite a estos tiempos de pandemia, concretamente a la Semana Santa 2020-2021.

Esta tarde, a las 20:30, será bendecida. ¡Tu cruz adoramos, Señor!