“Ser cristiano” es ser discípulo y seguidor de Jesús

“No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”; así resonaban con fuerza las palabras del papa emérito Benedicto XVI.

El encuentro con una Persona que cambia la vida es lo que hace nuevas todas las cosas. En nuestro Grupo de Vida, de la tarde de ayer, pudimos ver las características esenciales del cristiano: un bautizado que busca y encuentra, que anuncia y persevera, que ve en la cruz una señal de amor hasta el extremo, que es discípulo de un Maestro que guía, es el que sigue a Uno que no defrauda…

¡Qué momentos tan maravillosos! Y en medio de la noche, en la azotea de nuestra parroquia, pudimos hacernos una foto con la cruz que preside nuestro barrio. Subir con Cristo al Calvario, para resucitar a una vida nueva.

Mirad el árbol de la cruz donde estuvo clavada la salvación del mundo. ¡Venid a adorarlo! 💒

Anuncios

Llenos de emociones

“Juan y su padre discuten acaloradamente y Juan se va a su cuarto. Entra en facebook y ve que uno de sus amigos ha escrito una historia graciosa con tintes racistas. Como sabe que a su padre no le gustará nada decide escribir en la historia un comentario racista de muy mal gusto…” ¿Qué le mueve a Juan a hacer eso? ¿Una emoción o un sentimiento? Precisamente de emociones y sentimientos estuvimos hablando el pasado viernes día 17 de mayo en nuestro CENÁCULO.

Si algo caracteriza al ser humano es que tiene corazón y siente. Las emociones y los sentimientos son elementos tan importantes en la vida humana que pueden ser la respuesta a muchos de los comportamientos irracionales que tenemos al cabo del día.

Las emociones están a flor de piel. A nuestra edad es momento de disfrutar, divertirse, descubrir, gustar, amar… por eso es tan importante identificarlas y saberlas manejar para no perdernos en idealismos irreales. Sin embargo, el sentimiento es la suma de la emoción y el pensamiento, cuando somos capaces de hacer nuestra una emoción y canalizarla. No es lo mismo “estar tristes” que “vivir tristes”, no es lo mismo “estar alegres” que “serlo”…

Le pedimos a Jesús un corazón semejante al suyo. Un corazón con los brazos abiertos para acoger a todo el que llegue, para socorrer a quien lo necesite.

Tenéis un gran corazón. Tenemos un GRAN CORAZÓN♥️

¿Y si una pieza no encaja? No se completa el puzle

Un puzle es un entretenimiento que invita a armar una figura que se encuentra dividida en trozos. Lo que todos sabemos ya. Se toman los trozos (cada uno contiene un fragmento de la figura) y los disponemos de la forma adecuada para que la figura quede completa. Algo sencillo y que no necesita mucha explicación. Pero… ¿qué ocurre cuando falta una pieza, o se pierde, o no encaja? Pues sencillamente, que el puzle no se acaba.

En el VOLUNTARIADO del pasado sábado, día 11 de mayo, pudimos sentirnos protagonistas de algo excepcional. Durante este curso hemos ido completando figuras llenas de contenido: un Corazón que palpita y siente, que se pone en el lugar del otro; un Rostro, el de Jesús, al que hemos irradiado en la residencia con nuestros cantos, risas y bromas; una Manos que han abrazado, ayudado y querido a tantas personas a las que conocemos, algunas seguro que ya están en el cielo; un Grupo, el nuestro, al que con alegría pertenecemos y queremos pertenecer.

Todo esto lo pusimos en el altar. Dios se encargará de llevar a buen término lo que Él ha comenzado en nosotros. Carmen, Ángela, Gabriela, Natacha, Lucía, Andrea, Laura, Miriam, Ángela, Laura, Alba, Fátima, Inés, Diego… ¡Sois geniales!

Sal y luz en medio de un mundo a veces insípido y oscuro

¡SAL al mundo con tu LUZ! Así lo recuerda el Concilio Vaticano II en el documento Ad Gentes, 21: “el Evangelio no puede penetrar profundamente en las conciencias, en la vida y en el trabajo del pueblo sin la presencia activa de los seglares”.

El nuestro Grupo de Vida pudimos descubrir en la tarde de ayer, lunes 6 de mayo, la riqueza que encierran estos dos símbolos que Jesús utiliza en la predicación del Reino: la sal que da sabor, que desaparece y se nota, que conserva los alimentos, que en abundancia y sin control mata la vida; y la luz que sirve en tanto en cuanto puede iluminar el sendero de otros. No son fines en sí… sino medios para… Esta es nuestra vocación y misión en la Iglesia y en el mundo.

A través de una dinámica sencilla presentaron recetas de cocina muy sugerentes con los ingredientes necesarios (donde no puede faltar la sal) y el modo de preparación (donde muchas veces se olvida la sal o no se da la cantidad exacta a añadir). ¿Cuánta sal? ¿De qué tipo?¿En qué momento?

¡Qué duda cabe de que Jesús es un gran Maestro y que da en el clavo con lo que quiere dar a conocer!

Catequesis de adultos en nuestra parroquia

Las catequesis de confirmación de adultos en sus distintas modalidades son una oportunidad que la diócesis ofrece a los mayores de 25 años que deseen completar su iniciación cristiana, formarse y profundizar en su fe y compromiso. El objetivo principal es que los participantes vivan un periodo intenso de reflexión en la fe que puede culminar con el sacramento de la confirmación, y que este deje de considerarse como un mero trámite necesario para contraer matrimonio o para ser padrino o madrina de bautismo.

En los salones de la parroquia de San Martín de Porres, las sesiones se han celebrado los sábados 2 de febrero, 2 de marzo, 6 de abril y 4 de mayo. Han sido cuatro jornadas intensas en las que han podido actualizar los grandes misterios de la fe y que les han llevado a plantearse mejor la vida cristiana. El pasado sábado tuvieron un momento especial de acercamiento a Dios al recibir el perdón de los pecados. Pedimos por ellos al mismo tiempo que damos gracias a Dios. Recibirán el sacramento de la Confirmación en la S.I. Catedral el próximo sábado 8 de junio, en la vigilia de Pentecostés.

Gota a gota se llena el océano

Somos pequeñas hormigas en un gran hormiguero. El mundo es enorme, y nosotros sólo una gota en el inmenso océano. A menudo nos sentimos pequeños e impotentes, y pensamos que nuestras acciones sirven de poco. Sin embargo, he aquí la frase que la Madre Teresa de Calcuta solía repetirme a Dominique Lapierre: “El océano está hecho de gotas de agua, así que tu gota es importante porque, con gotas, podemos hacer un océano”.

Las grandes cosas empiezan por cosas pequeñas, menudas, insignificantes, sencillas. En el VOLUNTARIADO del pasado sábado, día 27 de abril, pudimos profundizar en el valor que tiene lo que hacemos. El valor de las cosas también depende mucho de las personas, de las manos que gratuitamente dan din esperar a cambio. También pudimos recibir “gotas de agua fresca”, gotas de agua bendita, que nos recordaban la vida nueva del bautismo y la novedad de la resurrección, tras haber renovado juntos las promesas del bautismo.

Una buena manera de resucitar a la vida nueva de Dios.

Rompe las cadenas que nos atan

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”. (El Quijote)

Cervantes considera la libertad un gran regalo. Tras la vida, el más grande. Pero en el mundo, incluso dentro de nosotros mismos, hay acontecimientos, cosas, personas y circunstancias que estemos encadenados. Pero también es cierto que hay muchas “llaves” que liberan.

En el CENÁCULO del pasado viernes, día 26 de abril, pudimos experimentar la nueva vida del Resucitado. Él es el que rompe las cadenas y los cepos, es el que abre las esposas cerradas, es el que busca lo mejor de nosotros. Analizando tantas situaciones nos sentimos dichosos, porque se nos manda a anunciar la libertad para no quedarnos paralizados y petrificados. Así alegres y vitalistas, tendremos valentía y coraje.

El Señor resucitado se presentó en el Cenáculo en la primera pascua y les deseó la paz. Dos mil años después Él se sigue presentado en este Cenáculo y nos desea la misma paz. Incluso el Papa Francisco dijo en Panamá a los jóvenes de la JMJ: “la libertad es un regalo que Dios nos da pero hay que saber recibirlo”.

Damos gracias a Dios por estos chicos valientes.

Escucha el latir del corazón

El Colegio del Círculo acogió, el pasado sábado día 6 de abril, el Encuentro de Pastoral Juvenil, con el lema «Escucha el latir», una jornada que sirvió para «escuchar el latir de los jóvenes de hoy, que tienen mucho que decir a la Iglesia» y «poner su voz en el centro de la Iglesia diocesana», tal como explica el delegado de Infancia y Juventud, Óscar Moriana.

Alrededor de doscientos participantes, entre adolescentes, jóvenes, sacerdotes y animadores de la pastoral juvenil tomaron parte en el encuentro. Los más jóvenes disfrutaron de diversos talleres, sobre Cáritas, teatro, la huerta solidaria del Molinillo, graffiti… «Todo ello nos ha servido para descubrir cómo el corazón de los jóvenes busca ese sentido que para nosotros es la Buena Noticia de Jesús», asegura Moriana. Paralelamente, los animadores trabajaron sobre la Exhortación del Papa Christus vivit y la experiencia del Sínodo de los Jóvenes, de la mano de la hermana María Luisa Berzosa.

Tras la comida, una paella compartida, los menores de 18 años participaron en juegos y bailes, mientras los adultos mantuvieron un café tertulia sobre realidades juveniles que puede escuchar la Iglesia. El encuentro concluyó con un concierto de música rap a cargo del grupo NFTW.

De nuestra comunidad cristianas nos hicimos presentes. Sentirnos Iglesia Diocesana es una de nuestras prioridades.

Una estrella verde nos anuncia algo nuevo: el perdón

Jesús sabía que todos podemos equivocarnos. Cuando alguien cometía un error, Jesús le regalaba su perdón, bastaba que la persona mostrara arrepentimiento de corazón.

En el Evangelio se nos narra con frecuencia cómo Jesús perdonaba a los pecadores y los invitaba a no pecar más. Jesús invitaba a sus discípulos a perdonar hasta setenta veces siete, a amar a sus enemigos, y Él mismo nos da el ejemplo más elocuente perdonando a su verdugos en la cruz, y en ellos a nosotros.

El perdón nos da la paz que sólo viene del corazón de Dios. La paz no es ausencia de conflicto, sino perdonar, reconciliarnos de corazón. En el camino a la Primera Comunión, estos niños se prepararon también para mediante la primera confesión.Alegría desbordante para recibir de Dios su perdón.

Dice el Papa Francisco: “Dios no se cansa de perdonarnos, pero muchas veces nos cansamos de pedirle perdón”. El perdón de Dios hace nuevas todas las cosas y nos hace sentirle dentro con una gran intensidad.

Durante estos días de Cuaresma nuestros niños se preparan a través de este sacramento para sentir la sorpresa del Amor de Dios en sus vidas. Muchos de ellos recibirán próximamente la Primera Comunión. Damos gracias a Dios, por seguir tocando el corazón de sus hijos.

Dios está chiflado por ti

Después de ver el maravilloso plan de Dios para este mundo, este lunes 1 de abril descubrimos el proyecto de Jesucristo en nuestro Grupo de Vida. “Dios está chiflado por ti”, nos ama, nos necesita y cuenta con nosotros en este Reino; un reinado que ya ha comenzado pero aún no está hecho ni plenificado, ya que todos los hombres están llamados a entrar en él.

Vimos brevemente las características que tiene el Reino de Dios: hay un Padre que nos cuida y con el que podemos comunicarnos, la misericordia como elemento esencial, las bienaventuranzas que marcan los valores a conseguir, la persecución a causa del reino, el espíritu dirige el curso de la historia…

Pudimos meternos, con símbolos, en el lenguaje de las parábolas: las narraciones que Jesús pronuncia para transmitir una enseñanza… destacando el valor primordial de la acogida y de los pobres como prioridad del evangelio.

¡Cuenta con nosotros para construir! ¡Aquí nos tienes para continuar tu obra!