Altas Cumbres 2020 ¡Para el recuerdo!

Ya hemos regresado de la peregrinación. Ahora con más sosiego disfrutamos de nuevo de cada uno de los días vividos.

Día 7 de septiembre: Liébana

Comenzamos el recorrido de nuestra peregrinación. Hoy visitando los Picos de Europa y haciendo escala en Santo Toribio de Liébana. Aquí hemos venerado el “lignun crucis”, la reliquia más grande de la Cruz del Señor. También hemos subido muy alto: hasta el mirador de Santa Catalina; un lugar especialmente sensible donde se toca el cielo y donde se respira aire puro.
Así el corazón crece al entregarse, como el amor se hace grande al expandirse.

Día 8 de septiembre: Covadonga

Continuamos con el segundo día de nuestra peregrinación. Hoy subiendo hasta Covadonga en el día de su festividad y día de Asturias. Engalanado estaba el santuario como en los días de fiesta; gaitas, autoridades, hacían gala de un día importante. En este día, nuestra mirada ha sido a María, la mujer que abre el corazón para decir “sí” y responder con generosidad. Esto es precisamente lo que le hemos pedido, cuando nos hemos acercado hasta su gruta llevándole la ofrenda de una vela.
Tras la Eucaristía, por la tarde, hemos navegado por el río Sella. Lo hemos hecho dándonos cuenta del discurrir de la vida… Gestos bonitos de compañerismo, esfuerzo y ayuda a los que peor lo estaban pasando. Una prueba de que el corazón se hace grande cuando se regala.
Ahora descansamos en Gijón, disfrutando del mar. Hemos paseado por la playa y recogido este día juntos, poniéndolo en las manos de Dios.

Día 9 de septiembre: Finisterre

El tercer día juntos toca ya a su fin. Comenzando en la playa de Gijón hemos seguido nuestra peregrinación exterior e interior por la costa gallega.
Adentrándonos en la costa lucense hemos arribado en la Playa de las Catedrales, en Ribsdeo. Nos hemos sentido anonadados por la belleza de este monumento natural que nos ha hecho cuestionarnos quién crea todo esto, por qué y para qué… evidentemente es Dios, lo crea porque es todopoderoso y nos lo da para cuidarlo, contemplarlo y acercarnos a Él. Así es como el corazón se sorprende y se abonada.
Por la tarde ya llegamos hasta Finisterre: el fin de la tierra y del mundo conocido en otra época. ¡Maravilla! Aquí, en silencio, hemos contemplado… ¿y después se la tierra qué? Pues lo desconocido, lo nuevo, lo inesperado. Ese es el cielo para un cristiano, lo que uno ansía y desea desde lo más hondo del corazón.
Vivir y aprender a vivir. Un lema, un objetivo y una meta para esta peregrinación donde intentamos ver cómo es este CORAZÓN que Dios nos regala.
Hoy hemos llegado a Santiago. Desde muy pronto hemos visto en el horizonte la ciudad, con el gozo de llegar ante el Apóstol. En el Monte del Gozo, en la Eucaristía, hemos experimentado lo cerca que está el Señor de los que lo invocan… y es que, en el camino, la cercanía es un signo y un hecho.
Nuestro corazón se ha alegrado al entrar en la plaza del Obradoiro y poder ver muy de cerca la tumba del Apóstol Santiago. Hemos confesado la fe y nos hemos comprometido a ser testigos. “Tender el Corazón” es ofrecerlo, dotarlo y regalarlo como buena noticia. Eso es lo que aquí hemos aprendido.
Ya por la tarde, piscina y juegos, para estrechar vínculos entre nosotros. También en la velada lo hemos pasado genial. Y así, mañana, retornaremos a nuestras casas llenos de novedad.
¡Esperadnos que llegamos! Tic, tac…

Día 11 de septiembre: Las Médulas y Astorga

Y el último día no podía ser indiferente. Hemos aprendido de “los romanos” que, para sacar oro, había que profundizar bastante… así lo hicieron en Las Médulas: ahondar en el terreno para sacar el tesoro. Y nosotros también: profundizar para llegar al tesoro. Esa es la huella de Dios en nuestro corazón. Un bonito paisaje para una maravillosa enseñanza. También en Astorga nos hemos dejado embelesar por la belleza que sale del corazón humano, ofrecida a Dios.
Hoy, en la Eucaristía, nos hemos sentido interpelados por San Pablo: “corred hasta la meta, para ganar”. Nosotros ya hemos triunfado. Ahora a poner en práctica lo vivido estos días. Burgos para nosotros y nosotros para Burgos: “Tiende tu Corazón” y haz que cada día sea una oportunidad para que palpite el cirazón al mismo ritmo que el Suyo.
Una bonita poesía para acabar este día:
Mi pecho es una cajita
que guarda mi corazón
con el que siento alegría,
paz, felicidad y amor.
Si acerco mi mano a él
lo escucho hacer tic-tac,
está bombeando la sangre
que por todo el cuerpo irá.
¡Qué órgano más importante!
¡Qué bonita es su función!
Porque, además de darme la vida,
me hace sentir amor.
Gracias por todos los momentos vividos.

Con ganas de empezar “la nueva normalidad”

No cabe duda que ahora todo es muy especial; seguridad, prevención y confianza.
En este ambiente de “nueva normalidad” iniciamos ayer dos días de encuentro y preparación con los niños y niñas de Primera Comunión, que recibirán estos próximos días por vez primera a Jesús en su vida. Una tarde para volver a reencontrarnos y desearnos lo mejor para el nuevo curso que comienza.
Don Cecilio y Don Diego nos dieron la bienvenida en la parroquia. No quiso perderse el momento tampoco nuestro amigo “Minguito”. Aún con las mascarillas, el gel y la toma de la temperatura pudimos trabajar largo rato sobre el Sacramento de la Reconciliación y el de la Eucaristía. Baile, merienda y juegos nos animaron a recobrar la fiesta cuando Jesús está en ella.
Finalmente, en la iglesia nos pusimos ante el Señor recibiendo su bendición, el que da un sentido nuevo a todo lo que hacemos.
Emocionante y muy especial fue la Primera Confesión de los niños que comienzan ya a hacer su Primera Comunión, el pasado jueves día 3 de septiembre.
Acompañados por las familias pudieron sentir que Dios les da la oportunidad de seguir creciendo como cristianos. Nos pasa a todos: si el corazón se para y deja de latir nos morimos. A veces, nuestro corazón se queda vacío y hueco, débil y frágil; necesita un empujón para no quedarse en ralentí. Analizando el corazón del Padre, del hijo mayor y del hijo menor (de la parábola del hijo pródigo) entendieron mejor cómo es el corazón de Dios.
“Tiende el Corazón” para ser capaz de ofrecer a otros la misericordia recibida. Ese es nuestro lema este curso: ser cauces de amor de Dios para el mundo.
Junto con los sacerdotes, don Diego y don Cecilio, nuestros catequistas y las familias, hicimos la foto para recordar este día tan grande. Al finalizar, nos llevamos una pulsera que nos recordará que somos “todo corazón” para los demás.

Inscripción Catequesis Parroquial 2020-2021

Las vacaciones de verano ya tocan a su fin. Ya pronto nos metemos en la andadura del nuevo curso 2020-2021 que, desde la Parroquia, ya hemos preparado con mucha ilusión, en medio de estas circunstancias tan especiales que estamos viviendo. Por ello, nos dirigimos a todos los padres con esta carta (Carta a los Padres y Madres de nuestra Parroquia 2020-2021) que quiere ser el punto de partida para nuestra misión de sembrar la fe durante este nuevo curso.

El lema de este curso será: “Tiende tu Corazón”. Nuestra parroquia está llena de corazones por todas partes,que nos recuerda el amor de Dios y el amor que podemos dar a los demás. Es más, ahora lo que más necesita nuestro mundo y nuestra sociedad es un corazón grande.

Para una mayor organización lo haremos del siguiente modo:

  • La Inscripción es obligatoria para todos, aunque ya la hayan realizado en otras ocasiones. Se formalizará en el Despacho Parroquial del 2 al 25 de Septiembre, en horario de 13:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00. Es necesario rellenar la ficha de inscripción y presentarla firmada, acompañando una foto tamaño carnet (aquéllos que no la hayan presentado otras veces o consideren que conviene actualizarla). Les facilitamos la Hoja de Inscripción en el Despacho de la Parroquia.
  • La Catequesis en nuestra parroquia consta de estas etapas:
    a) Despertar religioso: para los niños que cursen 1º de Primaria (6-7 años).
    b) Catequesis de Primera Comunión: para los niños que están en 2º y 3º de Primaria.
    c) Catequesis de Confirmación: para los que hayan hecho la Primera Comunión el curso anterior y siguen preparándose para recibir la Confirmación en 1º de ESO.
  • Recordamos que tenemos que seguir unas medidas de seguridad que nos marcan las autoridades sanitarias, tales como el uso de mascarilla, la distancia de seguridad y el uso de gel hidroalcohólico para la higiene de manos… Todo ello hace que el aforo de las salas sea menor, los grupos más pequeños, más días y horarios de catequesis para proporcionar la presencia y el encuentro.
  • Una experiencia importante del curso pasado fue que, en la etapa del confinamiento, la catequesis siguió su curso vía online, a través de nuestro canal de youtube… Una garantía para seguir formándonos en el caso de que la situación empeore, apoyada con recursos y con el acompañamiento de los catequistas.
  • La catequesis comenzará a finales de Septiembre. Os diremos exactamente qué día y en qué momento.
  • Os seguiremos ofreciendo desde la Parroquia la camiseta para todo el que lo desee, de manera que podamos caracterizarnos en las actividades, convivencias, excursiones, peregrinaciones que vayan teniendo lugar. Os preguntaremos la talla para encargaros las que queráis. Cuesta 5€.
  • Para más información, no dudes en contactar con nosotros parroqsanmartinporres@gmail.com o bien llámanos al 947 24 43 18.

“Tiende tu Corazón”. Gracias por confiar en nosotros. ¡Apúntate! SOMOS CORAZÓN.

«En armonía con Dios, con nosotros mismos, con los demás y la naturaleza»

El arzobispo administró en la tarde del pasado sábado, 27 de junio, el sacramento de la confirmación a un grupo de adultos que han recibido sus catequesis vía online a causa de la pandemia por coronavirus.

Treinta y cuatro jóvenes y adultos dieron un paso más en su camino de fe al haber recibido la confirmación a la que no pudieron acceder cuando eran niños o adolescentes. Guardando la distancia social y portando mascarillas, estos adultos han completado su proceso de iniciación cristiana en una celebración presidida por el arzobispo y con la que culminan un período de catequesis que han llevado a cabo en los últimos meses a través de plataformas digitales a causa de la pandemia y varios encuentros presenciales en la última semana y otros antes del confinamiento.

En su homilía, el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, animó a estos confirmandos a «estar en la onda» para comprender en qué consiste el «abrazo sacramental» que han recibido con la imposición de manos y la unción con el santo crisma. En efecto, todos ellos han recibido «el Espíritu del Señor» que les regala «la paz del Señor resucitado», una paz –dijo– que provoca que «estemos en armonía en la relación con Dios, con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza». «El Señor os regala el Espíritu Santo para que viváis esta paz interior y la manifestéis a los demás en todas las realidades de vuestra vida, en la familia, el trabajo, con los demás, mientras viajamos, cuando estemos sanos o enfermos», insistió.

Junto a ello, el arzobispo les animó a «vivir unidos a la comunidad eclesial», «participando activamente en la vida de la Iglesia», pues «quienes se despiden de la comunidad después del sacramento no han entendido lo que han recibido».

La celebración se desarrolló en la parroquia de San Martín de Porres de la capital cumpliendo con las medidas sanitarias. En el ofertorio, los confirmandos hicieron un donativo de 487 euros que entregarán a ADAVAS y Nuevo Futuro. El arzobispo ungió a los confirmados con el santo crisma usando un bastoncillo de algodón. ¡Muchas felicidades a todos!

Fuente: archiburgos.es

“De lo que está lleno el corazón, habla la boca” ¡Muchas gracias!

Con la edición de estos vídeos pretendemos resumir, recopilar y englobar todo lo que ha supuesto este curso pastoral tan especial que hemos vivido. Damos gracias a todas las personas que, desde la sencillez y la generosidad, colaboráis en el campo de la pastoral parroquia. Dios lleve a buen término la obra que Él ha comenzado en nosotros.

  • Con mucha alegría hemos vivido este curso. GRUPO DE VIDA. ¡A seguir siendo luz para la comunidad!

  • Para rematar el curso: VOLUNTARIADO. ¡Gracias chicas!

  • Grandes momentos vividos y compartidos. CENÁCULOS. ¡Impresionante!

  • La ilusión de lo que nace es vital: EQUIPO A. ¡Nos queda mucho por vivir!

Un día de familias “extraordinario”

Y el último domingo de mayo llegó de modo inesperado… El tiempo ha pasado y el curso toca a su fin. Este domingo hubiera sido el día de las familias, donde tradicionalmente celebrábamos la Eucaristía en un santuario y comíamos juntos para cerrar el curso. Este año no pudo ser. Cabe la alegría y la esperanza de que, en lo sucesivo, volvamos a retomar el ritmo de todo.

En el domingo de Pentecostés los apóstoles se llenaron de la presencia del Espíritu Santo que les permitió salir de su cerrazón y poder así darse cuenta de que eran una “misión”. Cada uno es una misión, cuando se siente interpelado por Jesús y, a través del Espíritu, lleva adelante su obra.

Minguito también quiso hacerse presente en la celebración. El Espíritu es como esa fuerza motora que hace que un muñeco de trapo e insignificante sea conocido y aclamado. Sin el Espíritu somos muy poquito.

Ahora ya llega el verano. Es el tiempo de seguir siendo amigos de Jesús en el ambiente de cada día, en el juego, en la familia… pero, no es hora de olvidarse de Dios porque Él no se olvida de cada uno. Por eso, “atrévete a tocar el cielo”; eres una misión. ¡Feliz verano! 

Catequesis familiar: “Atrévete a tocar el Cielo”

La última catequesis virtual del curso hemos tocado nuestro lema “Atrévete a tocar el Cielo.” A través de las diversas tácticas y técnicas futbolísticas tanto Don Diego como Minguito nos acercaron a los valores propios del deporte, como el ganar y el apostar hasta el final del partido.

En esta liga de las estrellas competimos todos: ilumina, guía, permanece, sonríe y ayuda son las bases para “patear siempre hacia adelante”.
Don Diego, en su carta, nos animó a no desalentarnos; Minguito nos prometió que el curso que viene tiene muchas cosas preparadas para nosotros.

Gracias chicos y gracias familias, por vuestro tesón y vuestras cartas. Gracias catequistas por el empeño que habéis puesto. ¡¡Ánimo!! El próximo domingo concluimos el curso: es el día de las familias. 

Catequesis Familiar: “Los Sacramentos”

La catequesis virtual de esta semana hemos tocado el tema “Los Sacramentos.” Un Sacramento es un signo sensible a través del cual nos viene la Gracia de Dios. Somos afortunados porque Dios cuenta con nosotros.

Pudimos recordar y repasar cada uno como regalos de Dios; en la vida siempre es bueno tener presente que Dios quiere encontrarse con nosotros… Los Sacramentos a eso nos dirigen.

Minguito volvió a hacer de las suyas. Don Diego nos habló de la “Mopa” en los Sacramentos y fue corriendo a por una de limpiar el suelo. ¡Qué risa! La Mopa de la,que se trataba era de los elementos que siempre están en cada uno de ellos: Ministros, Objetos, Palabras y Acciones.

Finalmente amasamos el pan y lo cocimos al horno. Es el que utilizamos en la Eucaristía, donde Jesús se queda para siempre a nuestro lado.

Gracias chicos y gracias familias. Gracias catequistas porque lo hacéis muy bien. ¡¡Ánimo!! El próximo lunes concluimos el curso. ¡¡No os lo perdáis!! 

Esperando al “Espíritu de la verdad”

En el sexto domingo de Pascua, el evangelio de San Juan nos hablaba de la importancia del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia, como el que consuela, defiende y anima.

Felipe proclamaba el evangelio con la ayuda del Espíritu Santo. Y es que es él, el que va haciendo la obra de la Iglesia. Con obras y palabras comunicamos la experiencia del resucitado… Así es como entramos en la construcción del pueblo de Dios. San Agustín decía que el Espíritu Santo es “el alma de la Iglesia”. Así, nos vamos preparando para la llegada de Pentecostés.

Este próximo domingo, solemnidad de la Ascensión del Señor, ya podremos celebrar juntos la Eucaristía. ¡Os esperamos!

Esta Parroquia sigue y seguirá siendo “una gran familia de familias”.

Catequesis familiar: “La Santidad”

La catequesis virtual de esta semana hemos tocado el tema “La Santidad.” Ser santo es una aspiración muy concreta y al mismo tiempo un don que Dios nos hace; “Dios nos ha elegido en la persona de Cristo y nos ha destinado a ser santos por el amor”, dice San Pablo.

Los santos son personas muy cercanas, que han vivido nuestra misma vida, que no han hecho cosas extraordinarias, sino que, en lo cotidiano, han hecho muy bien las cosas. Santa Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, San Juan Bosco… y los niños santos, como San Tarsicio o Santo Domingo Savio.

Minguito nos hizo de las suyas; resulta que se había equivocado, y en vez de vestirse de santo, se vistió de ángel. Don Diego se vistió de San Martín de Porres, y muchos de los niños se han vestido también de santo.

Finalmente hicimos una experiencia con globos, para explicar la gracia de Dios, que llena el corazón de sus hijos e hijas. En la oración, le pedimos a Jesús que nos ayude a ser santos, según el corazón de Cristo.

Gracias chicos y gracias familias. Gracias catequistas porque lo hacéis muy bien. ¡¡Ánimo!! ¿Qué queréis ser de mayores?