Catequesis familiar: “Rey de reyes”

La catequesis virtual de esta semana ha girado en torno a Jesús “Rey de reyes”, el rey que ha dado la vida en la cruz para regalarnos la vida eterna.

A través de las dinámicas, fueron descubriendo que Jesús es un rey muy especial; no lleva grandes anillos, ni coronas de oro, ni espadas esbeltas… Solo lleva un gran corazón en el que todos cabemos.

La Semana Santa, que estamos viviendo este año, es una oportunidad para ser protagonistas de este misterio. Los personajes de la pasión (Pedro, Pilato, Simón de Cirene…) tomaron una postura ante Jesús, y nosotros también hemos de hacerlo. Después repasamos lo que vamos a vivir el Jueves Santo, el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Ojalá en vuestras casas pongáis el pan y el vino (jueves), la cruz (viernes) y una vela encendida con la palabra “aleluya” (domingo), en un lugar destacado y especial.

Hubo un signo extraordinario: don Diego nos enseñó a hacer una corona de papel. ¡Qué chulas nos quedaron! La verdad es que la tarde de los lunes nos encanta, porque no solo damos la catequesis sino que vemos a Jesús y nos regala su bendición. La corona es signo de la realeza de nuestro bautismo, el que vamos a renovar juntos en Pascua. 🤴👸

Dios sale al encuentro de quien le necesita

Siguiendo la exhortación del Papa Francisco a perseverar unidos en la oración en medio de esta emergencia mundial causada por la pandemia del COVID- 19, queremos acompañaros muy de cerca. Lo hacemos trayendo cada día a vuestras casas el misterio de Dios. Pero además, el pasado Domingo de Ramos, don Diego, desde la azotea de la Parroquia nos dio la bendición con el Santísimo.

Fue una bendición llegada literalmente desde el cielo la que impartió, bendiciendo pausadamente a los fieles desde lo más alto.

Un gesto muy sentido especialmente en un momento en que las misas con la participación física de los fieles se han suspendido debido a las normas de seguridad sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. La ceremonia comenzó a las 8 de la tarde, con el aplauso a sanitarios y fuerzas del orden público… Luego, usando siempre la mascarilla quirúrgica protectora, como lo requiere el reglamento anti-contagio, don Diego llevó la custodia en procesión por el tejado, seguido por los vecinos más cercanos que, con sus vivas, palmas y aplausos, vitoreaban al Señor.

Este próximo Domingo de Resurrección, el Resucitado volverá a salir, volverá a bendecidos. Preparad una luz (linterna o vela) y una palabra de aclamación “aleluya”.

Un Domingo de Ramos muy especial

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos: Jesús, humilde, montado en una borriquilla, entra en Jerusalén para celebrar la Pascua, un Pascua única. En ella le darán muerte, pero Dios lo resucitará.

La celebración que transmitimos en directo fue seguida por muchas familias de la Parroquia, incluso de otros lugares de la provincia, y se unieron a nosotros para celebrar el amor inmenso de Dios.

Tras aclamar a Dios con cantos y palmas, escuchamos el relato impresionante de la Pasión. Don Diego nos habló, en la homilía, de lo variable que es el corazón humano que aclama a Dios por una parte, pero que a los pocos días le condena. La puerta que hoy se abre a Jesús para que entre es la misma que se abre para que salga y muera.

¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! Que vivamos una Semana Santa distinta y diversa, pero más auténtica por el recogimiento de nuestro corazón. 

Rafa Rioja nos anima la cuarentena

Rafa Rioja, editor y presentador de las noticias de las 21.00 en La 8 Burgos, nos manda este mensaje de ánimo en una época dura y difícil donde no podemos perder la esperanza.

Es muy importante recibir estos mensajes de aquellos que están en primera línea y que nos sirven desde los medios de comunicación.

¡Gracias, Rafa, por mantenernos siempre informados! La verdad siempre nos hace libres y mejores personas.

Catequesis familiar: “La Virgen María”

La catequesis virtual de esta semana ha girado en torno a la Virgen María, la mujer, la madre y la maestra que nos enseña a dirigirnos a Dios, a tratar con Jesús y a seguir sus pasos.

Los niños con sus familias fueron repasando cada uno de los pasajes del en los que la Virgen María aparece. Siempre, admirablemente unida al misterio de Jesús de su Iglesia, desde el nacimiento hasta el calvario, pasando por su infancia y por su vida pública.

Hubo un signo extraordinario: don Diego nos envió una flor que tuvimos que colorear y recortar en casa y así ponerla a los pies de María. ¡Qué chulas nos quedaron! La verdad es que la tarde de los lunes nos encanta, porque no solo damos la catequesis sino que vemos a Jesús y nos regala su bendición.

María guardamos dentro de tu corazón y ayúdanos a no perder nunca el camino de Jesús. 🤱

Una celebración eucarística “muy sanadora”

El Domingo es el “día del Señor” y no hay duda que lo podemos celebrar desde nuestras casas uniéndonos al sentir de la Iglesia, incluso al sentir de nuestra Parroquia. Cada domingo, mientras dure esta situación excepcional, estaremos presentes en vuestras casas a las 11:30h.

En el quinto domingo de la Cuaresma nos salían al encuentro los hermanos Lázaro, Marta y María de Betania. Allí es donde Jesús se había hospedado muchas veces, porque eran grandes amigos. En el momento de más necesidad, cuando Lázaro muere, no está Jesús. Es la impotencia y la rabia de Marta la que le dice: “Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano”. La muerte el enigma más grande en el que nos cuestionamos todos.

Y Jesús hace ese gran milagro de devolverle a la vida, anticipando su resurrección y su vida nueva: “Yo soy la resurrección y la vida”. Unas vendas nos sirvieron para darnos cuenta de cómo Jesús nos libera con su resurrección, que preparamos esperanzadamente durante este tiempo.

A pesar de la distancia nos seguimos sintiendo muy unidos. ¡Gracias, Señor, por estos ejemplos de vida! 👨‍👩‍👧‍👦👨‍👩‍👧‍👦

Catequesis familiar: “Las parábolas del Reino”

Un lunes más hemos podido acercarnos a los hogares para contemplar otro aspecto fundamental del mensaje de Jesús, como es el valorar las pequeñas cosas porque ellas, en sí, ya son grandes.

A través de las parábolas del Reino de Dios que aparecen en el capítulo 15 de San Lucas pudimos descubrir cómo “menos muchas veces es más”… La parábolas de la oveja perdida, de la moneda extraviada y la del hijo pródigo. En todas ellas se manifiesta la misericordia de Dios y su amor alegre y alentador.

Desde las casas, los niños y sus familias siguieron cada uno de los pasos de esta catequesis que tuvo como modelo a la madre Teresa de Calcuta… ella se sentía como una gota en medio del océano, pero sin ella, el océano, estaría incompleto.

Como tarea, la siembra de una pequeña planta, el cuidarla y regarla, y hacer que poco a poco germine.

Que Jesús nos bendiga y guarde, que acompañe nuestros pasos y nos enseñe a tenerle muy presente. 

Esta fue la catequesis. ¡Gracias por dejarnos entrar en vuestras casas!

Jesús siempre nos une, más allá de los obstáculos

A veces como un reto, pero siempre con mucho cariño, queremos acercarnos a los hogares en este tiempo de confinamiento marcado. Es difícil celebrar la fe en la distancia, pero es bonito hacerlo en el seno del hogar.

De hecho, el domingo pasado (cuarto de cuaresma), muchas familias nos dejaron entrar en su casa. Es precioso sentirse acogido desde dentro. Aquel día escuchamos, en el evangelio, el relato del ciego de nacimiento: un hombre que había vivido siempre en la oscuridad hasta que Jesús se fijó en él y le dio la visión. Jesús es la luz. Por eso en casa encendimos una luz; la luz de Jesús que brilla en todo lugar y no se puede esconder.

Estos días de ceguera espiritual y social, de rabia interior e impotencia, seguimos pidiendo la luz que viene de lo alto. Dios no mira las apariencias, sino el corazón. Lo mejor de todo es que Dios no nos deja nunca solos y, aunque nos cuestionemos el porqué, encontraremos una respuesta de sentido desde la fe vivida y celebrada.

Como veis, una misa de familias muy especial. Una auténtica armonía entre los miembros de un misma familia.

¡Ánimo! ¡Ya queda menos! Quedaos en casa que nosotros nos acercaremos. 

Durante esta semana nos han ido llegando las últimas fotos de las cadenas que se han hecho en las casas. Nuestros niños han hecho la tarea y, seguramente, les va a hacer recordar que Dios es fiel y que nos ha regalado a Jesús, su Hijo, el que nos promete esa alianza nueva y eterna. ¡Gracias chicos! 

Una Catequesis muy especial: La Alianza

Continuamos afrontando esta delicada situación en la que nos encontramos, con motivo del Covid-19, de la mejor manera posible. Todo ello gracias a la tecnología, a la paciencia y a la acogida de todos vosotros.

El pasado lunes, día 16 de marzo, tuvimos una hermosa catequesis virtual, donde Don Diego se conectó a través del canal de YouTube y de Facebook y se unieron muchas familias con sus hijos desde sus casas. Fue un momento de especial interés, ya que era la primera vez que lo hacíamos, y la experiencia fue genial.

La catequesis familiar estuvo centrada en el tema de la Alianza, de cómo Dios en la historia de la salvación ha salido al paso de su pueblo infiel para mostrarle el camino del bien. Dios lo ha hecho así porque nos ama y es fiel. Abraham, Moisés… todos mediadores entre Dios y el hombre. Hasta llegar a Jesús, el mediador de la nueva y eterna alianza. A través de los signos y de las acciones, desde la distancia pudieron profundizar en el tema.

Don Diego les propuso un reto: hacer una cadena de papel larga, llena de eslabones, y que recordase la alianza que comenzó al principio de la creación y ha llegado hasta nosotros.

Una maravilla poder hacer una oración con el Santísimo, entrando en cada casa y regalando a todos su bendición.

Gracias a todos. ¡La próxima será genial! 

Ya nos han enviado sus cadenas hechas. Seguramente que ha sido muy fácil. En cada uno de esos eslabones estamos todos nosotros; somos partícipes de una Alianza nueva y eterna, que viene de atrás y nos lanza hacia lo que está por delante.

Abrazos virtuales 🤗 #yomequedoencasa #voyasanmartin #sanmartindeporres 

La suerte de los que son amigos de Dios

¡Bingo, han cantado bingo! ¡Línea! Hay momentos en los que uno está de suerte, se siente afortunado y parece como estamos en racha. Nosotros somos afortunados porque Dios se ha fijado en nosotros. Para él somos importantes.

En nuestro EQUIPO A hemos podido trabajar desde esta suerte. Lo hicimos el pasado viernes 6 de marzo. Un gran regalo centraba nuestra atención; los grandes regalos solo pueden hacerlos aquellos que son grandes, los que son fuertes. En ese regalo grande, había otros más pequeños, personales, para cada uno… porque Dios piensa en cada uno: piensa en ti y también en mí. Es curioso, pero el mensaje, que había dentro, nos llegó al corazón. Dios siempre habla al corazón, porque habla en lo íntimo de nosotros…. lo que pasa que, muchas veces, no sabemos escucharlo.

Tras el rato de juego y convivencia abrimos nuestras manos a Jesús; que él nos siga llenando de sus dones y regalos.

¡Qué gozo y felicidad sentirnos cerca los unos de los otros! ¡Ya tenemos ganas del siguiente! Lo pasamos genial y, desde luego, que a gusto se nos ve. Gracias a nuestros padres por regalarnos estos momentos. 👨‍⚕️💥