Treinta años de vida

Como cada 7 de agosto, la Parroquia se viste de fiesta: es el cumpleaños de D. Diego, uno de los sacerdotes. Este año, por su onomástica, cumplía la edad de treinta; cambio de año y de década. Unos cuantos feligreses se hicieron presentes durante el día, con las llamadas de teléfono y los diferentes regalos.

Lo más llamativo fue la madrugada que se dieron algunos de ellos, puesto que a las siete de la mañana ya lo habían preparado todo: pancarta, coplillas, escalera en mano… La intención era cantar a D. Diego en su despertar el día de su cumpleaños. Misión programada y misión cumplida. Se despertó y nos saludó desde la ventana; nos abrió gentilmente las puertas de la iglesia y desayunamos juntos. Algunas madres habían preparado quesada, rosquillas y bizcocho. Tras todo esto, celebramos la Eucaristía y pedimos por sus intenciones y por su fidelidad.

En la pancarta se podía leer: “Es hora de cumplir tus sueños”. El sueño que Dios tiene para cada uno es único. Don Diego lo ha descubierto siendo sacerdote, y él nos ayudará a descubrir el nuestro.

¡¡FELICIDADES!!

Anuncios

“La evangelización de los jóvenes debe hacerse de manera personal”

Diego Mingo Cuende nació en Burgos en 1987 aunque toda su infancia la vivió en la localidad de Pradoluengo donde tiene su familia. Allí fue bautizado y recibió la primera comunión. Ingresó en el Seminario de Burgos en 1999 y fue ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 2011. Es profesor en el Seminario de San José desde y tiene la carrera musical de piano obtenida en el Conservatorio de Burgos. Actualmente es vicario parroquial de San Martín de Porres y también ejerce como director espiritual de los profesores y alumnos del colegio diocesano Saldaña.

Diego, con los monaguillos, niños y familias de su parroquia.Diego, con los monaguillos, niños y familias de su parroquia.

¿Cuándo surge tu vocación de sacerdote?

Desde muy pequeño, a los 6 años ya me lo planteaba y les dije a mis padres que quería ir al Seminario. Ellos y toda mi familia se sorprendieron, como es lógico, pero era mi deseo. Yo era monaguillo en Pradoluengo y admiraba a los sacerdotes de entonces, Alberto TardajosDaniel Martínez. Además había un grupo de seminaristas del pueblo que me animó mucho a seguir el camino del sacerdocio.

¿Pero hay un momento en el que Dios irrumpe en tu vocación para que le des el sí o el no?

Hubo dos momentos los que el Señor me interpeló con la propia situación de mi vida. El primero cuando mis compañeros abandonan el Seminario sin ordenarse, aquello me despistó un poco, yo tenía que elegir y me sentí llamado para dar el paso adelante y continuar. El segundo momento se produce en el Seminario Menor, cuando se van cerrando las opciones de mi futuro y no me queda sino tomar la decisión final, o a estudiar Teología o fuera. Ese fue un momento duro, un año muy convulsivo, con la Selectividad de por medio y estudiando yo solo, pero mi decisión fue continuar con mi vocación.

¿Ser sacerdote supone muchas renuncias?

Dejas unas cosas y ganas otras. Renuncias a formar una familia , a tener hijos, vivir conforme a unos intereses humanos y materiales, pero también ganas el cariño de mucha gente que se te acerca, ganas otra familia diferente, la del presbiterio, de los sacerdotes con los que compartes la vida y los objetivos, con el arzobispo a la cabeza. El sacerdocio supone renunciar a una forma de vida y acoger otra porque hay un amor mayor que el que te ofrece el mundo, que te ha elegido.

¿Te sientes satisfecho y realizado en el ambiente de un colegio diocesano como Saldaña, con gente joven?

Siempre me ha gustado el ambiente de los colegios y compartir con gente joven lo que yo he vivido antes, porque creo que lo que a mi me ha servido también les puede ser útil a otros para dar el paso hacia lo que realmente quieren en la vida. Estoy muy contento porque el colegio supone para mi una oportunidad y la acepté, pero sin perder mi vida sacerdotal en la parroquia de San Martín de Porres donde me encuentro muy integrado, tenemos un grupo de monaguillos que me permite también enseñar a los niños, y creo que encajo bien.

Pero trabajar con jóvenes es muy complicado, es uno de los retos en la Iglesia de hoy…

Para estar con los jóvenes hacen falta dos cosas principalmente, dedicar tiempo y tener disponibilidad. Hay que escuchar a los adolescentes en sus problemas y acompañarles en las situaciones difíciles. Se hace mayor labor en el acompañamiento a los jóvenes en su vida cotidiana y personal, en sus momentos concretos, que con muchas reuniones y encuentros multitudinarios o de grupo. La clave es hablar de tú a tú. Para los jóvenes importa mucho mas lo personal que lo colectivo. Por eso yo intento tener ese contacto, quiero que comprendan que mi tiempo es el suyo para dedicárselo a ellos, que me tienen a su lado y a su disposición. Se trata de seguir el Evangelio de Jesús, que no esperaba a las personas, sino que iba a buscarlas para prestarlas su ayuda.

¿Son muy complicados los jóvenes de hoy?

No es tan complicado, a veces lo hacemos complejo nosotros cuando creemos que la evangelización de los jóvenes hay que hacerla buscando atractivos espectaculares, con actos que sean divertidos y de masas, pero no creo que sea así. El Evangelio del Señor debe llegar con sencillez, en la vida cotidiana y de forma personal a cada joven, en su momento y situación. La evangelización es personal, de uno en uno, explicando a cada joven que Jesús se ha entregado por ti y ha muerto por ti, personalmente. Cuando entienden eso ya les hemos puesto en camino, aunque luego queda la libertad de cada uno para seguir o no al Señor que se ha entregado el primero a ellos.

Pero esa evangelización requiere muchas personas disponibles y muchos medios que la Iglesia no tiene..

Está claro que la evangelización requiere una formación previa, llevar el Evangelio no es hacer un favor, requiere una dedicación y un compromiso previo, en formación y también luego en obras, en ejemplo de vida, que es tan importante como lo primero. Si Jesús solo hubiera predicado, pero sin su ejemplo y sus obras, no hubiera servido de nada. La formación sin compromiso no vale.

¿Eso se puede trasladar también a los colegios y la asignatura de religión?

Por supuesto que sí. La religión católica implica la transmisión de unos valores, no es lo mismo enseñar matemáticas o física que religión. Y el profesorado, además de formación debe tener actitud de vida cristiana. Por supuesto.

Fuente: http://www.archiburgos.es

Lip dup en el Sardinero (Santander)

Como viene siendo tradicional en el Campamento de Verano estrenamos un Lip-Dup donde salen cada uno de los participantes de este año. El marco elegido fue la Playa del Sardinero (Santander) donde pudieron disfrutar de un día en la costa, de juegos en la arena y de la brisa suave del Cantábrico. Nuestros chicos tienen mucho ritmo e irradian mucha ilusión… Comprobadlo vosotros mismos.

Velada de Familias en el Campamento

El último día siempre invitamos a los padres, hermanos y familiares de los chic@s a compartir una jornada con nosotros en el Campamento. Este año han sido muchas las personas que nos dimos cita en la ermita de la Virgen de Pedrajas para la eucaristía del domingo. No cabíamos allí. Don Alfonso nos habló, en la homilía, de la importancia del sentido nuevo y actual que damos a lo que hacemos, utilizando las medallas de oro, plata y bronce.

Después nos distribuimos por todo el espacio para compartir una comida fraterna, y finalmente comenzar la Velada, en la que hubo emociones, risas y sobre todo mucho espectáculo. Os dejamos una muestra de ello.

Canción del Campamento 2017

Todos los días del Campamento en Poza hemos podido concluir la presentación de cada jornada con la Canción del Campamento. La canción -basada en una música de Morat y con letra de Don Diego- habla de abandono en las manos de Jesús, de toma de conciencia de equipo, de las cuestiones del día a día… todo ello desde la jerga del ciclismo y de la Vuelta a España.

La letra dice:

Ya estamos de vacaciones, el curso ha acabado, el verano ya viene… en Poza se nos recibe, la bici está lista y la meta presente. Quizá hay muchos lugares, personas y rutas, que aún yo desconozco… Alguien me tiende la mano, y además me dice: “voy contigo”.

¿Cómo emprender una nueva etapa, cuando no tengo ya muchas ganas? ¿Cómo seguir mi propio camino, sin olvidar que Tú estás conmigo?

Y todos juntos, este año, vamos a lograrlo. Y para eso, es necesario, pensar en el de al lado. En esta Vuelta por España vamos a intentarlo; quizá tú puedas ponerte el mallot…

Y así iniciamos la marcha, poniendo las luces si es que anochece… revisando los frenos, hinchando las ruedas si es que aire no tienen…

¿Cómo emprender una nueva etapa, cuando no tengo ya muchas ganas? ¿Cómo seguir mi propio camino, sin olvidar que Tú estás conmigo?

Y todos juntos, este año, vamos a lograrlo. Y para eso, es necesario, pensar en el de al lado. En esta Vuelta por España vamos a intentarlo; quizá tú puedas ponerte el mallot…

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Eh Eh Eh

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh

En estos días del año, seguro algo bueno se puede sacar. (Oh Oh Oh Oh) En cada momento, a cada paso, se me hace imposible poderte olvidar. (Oh Oh Oh Oh) Siento tu mirada me ayuda a caminar. (Oh Oh Oh Oh) Pero mientras tanto, avanzaremos sin parar.                                

Y todos juntos, este año, vamos a lograrlo. Y para eso, es necesario, pensar en el de al lado. En esta Vuelta por España vamos a intentarlo; quizá tú puedas ponerte el mallot…

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Eh Eh Eh

Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh Oh  

FINAL: quizá tú puedas ponerte el mallot…

Día 16 de julio: Poza de la Sal (Castilla y León)

Hoy ha acabado la ronda ciclista de este año. El Campamento de Poza de la Sal ha tocado a su fin, y con él estos diez días intensos vividos en familia. Una familia que se ha hecho más grande al recibir a los padres y familiares del pelotón.
Importante ha sido compartir esta jornada juntos y celebrar la fe. Buen humor, risas y deseos para vivir lo que queda del verano.
¡Ya se os echa de menos chicos!
Gracias a los monitores que lo han hecho posible, a los responsables de avituallamiento y a los jefes de equipo. Ahhh… y no os olvidéis de algo fundamental: lo importante no es ganar sino participar; lo importante no son tanto las cosas que haces sino el sentido que das a todo.
ÚĹTIMO DÍA: SATISFACCIÓN.
Os esperamos el próximo año… Gracias.

Día 15 de julio: La Rioja y Aragón

En el día de hoy hemos recorrido la penúltima etapa de La Vuelta. La Rioja y Aragón han sido los destinos elegidos. Una cata de vinos y una jota aragonesa han ambientado la jornada.
El juego de la Descubierta en Poza de la Sal para empaparse de la historia de esta noble villa… unos juegos acuáticos que han sido las delicias de todos, y un fiestón por todo lo alto con la entrega de los mallots. ¡Qué emociones y qué recuerdos hemos compartido! Un regalazo.
DÉCIMO DÍA: EMOTIVO y AÑORADO.

Día 14 de julio: Bilbao (País Vasco)

Hoy La Vuelta España se ha desplazado hasta el País Vasco. Ha sido allí donde hemos podido conocer sus tradiciones y sus raíces. Momentos de juegos por equipos, y momentos para ir rubricando nuestro recorrido. En la jornada de hoy hemos tenido la contrarreloj por equipos hasta dar el máximo de nosotros mismos… El mallot rojo lo hemos recibido muy contentos y ya estamos preparados para el spring final ¡Ánimo corredores; llegaréis a la meta!
NOVENO DÍA: ROMPEDOR e INOLVIDABLE.

Día 13 de julio: Asturias y Cantabria

Continuando los días del Campamento hoy nos hemos acercado al Principado de Asturias y a Cantabria, de la mano de Don Pelayo y La Santina. Prácticamente todo el día lo hemos pasado haciendo actividades acuáticas de Canoas y Rafting en el río Ebro; actividades en las que hemos disfrutado de la naturaleza y los amigos.
Ya se va notando el cansancio y aunque nos queda menos seguimos en la brecha. Por cierto, ya vamos recibiendo vuestras cartas. ¡Estamos muy contentos! ¿A que sí?
OCTAVO DÍA: PARTICIPATIVO y EXTRAORDINARIO.

Día 12 de julio: Santiago de Compostela (Galicia)

Las puertas de Galicia reciben a la expedición ciclista. Los corredores mayores regresaron de su día fuera del grupo; los pequeños les han recibido con mucha alegría. Hemos podido elaborar nuestras capas jacobeas, darnos un chapuzón y pasárnoslo pipa con los juegos de ingenio e inteligencia. Finalmente, esta noche viven la tradicional noche del terror, con bromas y desvelos. Esperemos puedan reconciliar el sueño. ¡Los monitores nos lo hemos currado!
SÉPTIMO DÍA: SENSACIONAL.