¿Y si una pieza no encaja? No se completa el puzle

Un puzle es un entretenimiento que invita a armar una figura que se encuentra dividida en trozos. Lo que todos sabemos ya. Se toman los trozos (cada uno contiene un fragmento de la figura) y los disponemos de la forma adecuada para que la figura quede completa. Algo sencillo y que no necesita mucha explicación. Pero… ¿qué ocurre cuando falta una pieza, o se pierde, o no encaja? Pues sencillamente, que el puzle no se acaba.

En el VOLUNTARIADO del pasado sábado, día 11 de mayo, pudimos sentirnos protagonistas de algo excepcional. Durante este curso hemos ido completando figuras llenas de contenido: un Corazón que palpita y siente, que se pone en el lugar del otro; un Rostro, el de Jesús, al que hemos irradiado en la residencia con nuestros cantos, risas y bromas; una Manos que han abrazado, ayudado y querido a tantas personas a las que conocemos, algunas seguro que ya están en el cielo; un Grupo, el nuestro, al que con alegría pertenecemos y queremos pertenecer.

Todo esto lo pusimos en el altar. Dios se encargará de llevar a buen término lo que Él ha comenzado en nosotros. Carmen, Ángela, Gabriela, Natacha, Lucía, Andrea, Laura, Miriam, Ángela, Laura, Alba, Fátima, Inés, Diego… ¡Sois geniales!

Anuncios

Sal y luz en medio de un mundo a veces insípido y oscuro

¡SAL al mundo con tu LUZ! Así lo recuerda el Concilio Vaticano II en el documento Ad Gentes, 21: “el Evangelio no puede penetrar profundamente en las conciencias, en la vida y en el trabajo del pueblo sin la presencia activa de los seglares”.

El nuestro Grupo de Vida pudimos descubrir en la tarde de ayer, lunes 6 de mayo, la riqueza que encierran estos dos símbolos que Jesús utiliza en la predicación del Reino: la sal que da sabor, que desaparece y se nota, que conserva los alimentos, que en abundancia y sin control mata la vida; y la luz que sirve en tanto en cuanto puede iluminar el sendero de otros. No son fines en sí… sino medios para… Esta es nuestra vocación y misión en la Iglesia y en el mundo.

A través de una dinámica sencilla presentaron recetas de cocina muy sugerentes con los ingredientes necesarios (donde no puede faltar la sal) y el modo de preparación (donde muchas veces se olvida la sal o no se da la cantidad exacta a añadir). ¿Cuánta sal? ¿De qué tipo?¿En qué momento?

¡Qué duda cabe de que Jesús es un gran Maestro y que da en el clavo con lo que quiere dar a conocer!

Catequesis de adultos en nuestra parroquia

Las catequesis de confirmación de adultos en sus distintas modalidades son una oportunidad que la diócesis ofrece a los mayores de 25 años que deseen completar su iniciación cristiana, formarse y profundizar en su fe y compromiso. El objetivo principal es que los participantes vivan un periodo intenso de reflexión en la fe que puede culminar con el sacramento de la confirmación, y que este deje de considerarse como un mero trámite necesario para contraer matrimonio o para ser padrino o madrina de bautismo.

En los salones de la parroquia de San Martín de Porres, las sesiones se han celebrado los sábados 2 de febrero, 2 de marzo, 6 de abril y 4 de mayo. Han sido cuatro jornadas intensas en las que han podido actualizar los grandes misterios de la fe y que les han llevado a plantearse mejor la vida cristiana. El pasado sábado tuvieron un momento especial de acercamiento a Dios al recibir el perdón de los pecados. Pedimos por ellos al mismo tiempo que damos gracias a Dios. Recibirán el sacramento de la Confirmación en la S.I. Catedral el próximo sábado 8 de junio, en la vigilia de Pentecostés.

Gota a gota se llena el océano

Somos pequeñas hormigas en un gran hormiguero. El mundo es enorme, y nosotros sólo una gota en el inmenso océano. A menudo nos sentimos pequeños e impotentes, y pensamos que nuestras acciones sirven de poco. Sin embargo, he aquí la frase que la Madre Teresa de Calcuta solía repetirme a Dominique Lapierre: “El océano está hecho de gotas de agua, así que tu gota es importante porque, con gotas, podemos hacer un océano”.

Las grandes cosas empiezan por cosas pequeñas, menudas, insignificantes, sencillas. En el VOLUNTARIADO del pasado sábado, día 27 de abril, pudimos profundizar en el valor que tiene lo que hacemos. El valor de las cosas también depende mucho de las personas, de las manos que gratuitamente dan din esperar a cambio. También pudimos recibir “gotas de agua fresca”, gotas de agua bendita, que nos recordaban la vida nueva del bautismo y la novedad de la resurrección, tras haber renovado juntos las promesas del bautismo.

Una buena manera de resucitar a la vida nueva de Dios.

Rompe las cadenas que nos atan

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”. (El Quijote)

Cervantes considera la libertad un gran regalo. Tras la vida, el más grande. Pero en el mundo, incluso dentro de nosotros mismos, hay acontecimientos, cosas, personas y circunstancias que estemos encadenados. Pero también es cierto que hay muchas “llaves” que liberan.

En el CENÁCULO del pasado viernes, día 26 de abril, pudimos experimentar la nueva vida del Resucitado. Él es el que rompe las cadenas y los cepos, es el que abre las esposas cerradas, es el que busca lo mejor de nosotros. Analizando tantas situaciones nos sentimos dichosos, porque se nos manda a anunciar la libertad para no quedarnos paralizados y petrificados. Así alegres y vitalistas, tendremos valentía y coraje.

El Señor resucitado se presentó en el Cenáculo en la primera pascua y les deseó la paz. Dos mil años después Él se sigue presentado en este Cenáculo y nos desea la misma paz. Incluso el Papa Francisco dijo en Panamá a los jóvenes de la JMJ: “la libertad es un regalo que Dios nos da pero hay que saber recibirlo”.

Damos gracias a Dios por estos chicos valientes.

Comida de hermandad y fraternidad

Tras una Semana Santa tan repleta de cultos y procesiones, y una Semana de Pascua más llevadera, miembros de nuestra Cofradía “El Prendimiento” pudieron compartir el pasado sábado una comida de hermandad. Un tiempo más distendido, donde hubo momentos para el agradecimiento y para seguir ayudándonos a ser un pilar fundamental en la vida parroquial.
Como podéis ver, se respira un buen ambiente. Muchas gracias.

En Semana Santa descubrimos el gran regalo

Durante la semana de la Octava de Pascua, la Iglesia nos invita a darnos cuenta de que la Resurrección constituye la fiesta por excelencia del cristiano; porque si creemos en que Dios resucitó a Jesús de la muerte por el Espíritu nos salvaremos y podremos vivir nuestra vida cotidiana de otra manera, aunque hagamos las mismas cosas de siempre.

La Semana Santa en nuestra Parroquia adquiere siempre un cariz especial -un rostro concreto- gracias a que contamos con un grupo de fieles asociados en una Cofradía, en nuestro caso, la Cofradía “El Prendimiento”. Una Cofradía es, según el Código de Derecho Canónico, una asociación pública de fieles católicos que reúnen a los creyentes en torno a una advocación de Cristo, de la Virgen o de un santo y promueven el culto público a los misterios de la fe, especialmente los referidos a la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, auspiciadas con fines piadosos, religiosos o asistenciales; por tanto, un modo de vivir la pertenencia a la Iglesia en la propia Parroquia.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua están muy presentes… pero también durante el año se hacen diversos actos de confraternización, reflexión y oración.

Damos gracias a Dios por ellos y pidamos nuevos cofrades para testimoniar entre todos que creemos en la Muerte y en la Resurrección de Cristo, y que esperamos firmemente en Él, hasta que vuelva.

Os dejamos las imágenes de la Semana Santa de este año 2019, para que sigamos juntos “Descubriendo el Regalo”. Muchas gracias.

Domingo de Ramos:

Lunes, Martes y Miércoles Santo:

Jueves Santo:

Viernes Santo:

Sábado Santo y Domingo de Pascua:

Domingo de Resurrección

Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los cristianos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida. ¡Feliz Pascua de Resurrección, hermanos!

Tendremos las misas en horario de domingos y festivos. La MISA SOLEMNE será a las 12:30h., donde intervendrá el Coro Parroquial.

“Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo”

Sábado Santo

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los cristianos.

Tendremos confesiones de 11:00h. a 12:30h. A esa hora el Rosario a la Virgen de la Soledad. Por la noche, a las 21:30, LA GRAN VIGILIA PASCUAL, “madre de todas las vigilias”.

“Mi alma espera en el Señor… espera en su Palabra”

Viernes Santo

Este día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Via Crucis solemne a las 12:30h y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz, los Santos Oficios a las 17:00h.

Finalmente nos uniremos a la Procesión del Santo Entierro, con nuestra Cofradía “El Prendimiento”; a las 19:00h. partiremos de la Parroquia hacia la Catedral.

“Mirad el árbol de la Cruz donde estuvo clavada la Salvación del mundo”